Regional  |  

Covid-19: Pacientes en Casa Deben Controlar Saturación y Mantener Calma

Covid Pacientes Leves Y Moderados


El doctor en medicina, José Cabrejo Paredes, destacó que un año después del inicio del estado de emergencia por la pandemia de covid-19, “a nivel mundial se ha avanzado mucho en el conocimiento de la enfermedad”; y es un buen momento para reflexionar sobre lo que se ha hecho a nivel regional en el control de la enfermedad. “En este caso uno de los grandes problemas es haber medicalizado la salud cuando nosotros no hemos fortalecido a la comunidad a través de mensajes adecuados, a través del trabajo de pares, de convivencia solidaria y empatía y solamente les hemos ofrecido fármacos que no tienen ninguna acción”, comentó.

El especialista en salud pública sugiere que “deberíamos comenzar a mirar cómo trabajar desde la comunidad y empoderando a la comunidad”.

Una propuesta del doctor Cabrejo, y que hizo suya el Colegio Médico del Perú-Consejo Regional I, es el Plan Paciente, que promueve la participación de los ciudadanos en el cuidado de su salud y de sus vecinos. Lamentablemente pese a que el Plan Paciente, tiene una inversión mínima de dinero, y fuese puesto a disposición del Gobierno Regional de La Libertad, nunca llegó a ser implementado por la autoridad.

"Estamos en un punto de corte para reflexionar qué estrategias debemos dejar atrás y otras que tenemos que empezar a implementar porque puede haber una tercera y hasta cuarta ola”.

Respecto a la situación de contagio actual, el doctor Cabrejo recomendó: “Tenemos que enlentecer la propagación de la enfermedad y eso va a depender mucho de la promoción de los cuidados, que tampoco se está trabajando en ello. En ese sentido, estamos en un punto de corte para reflexionar qué estrategias debemos dejar atrás y otras que tenemos que empezar a implementar porque puede haber una tercera y hasta cuarta ola”.

La falta de información confiable y la circulación de información falsa sigue siendo un grave problema en la lucha contra la covid-19. “Es difícil que el ciudadano de a pie comprenda que algo tan invisible, tan microscópico, pueda ocasionar un tremendo daño. Si se le suma la infodemia, que a través de las redes sociales dicen que esto no existe, que no pasa nada, vamos a la playa, salgamos y proliferan los malos ejemplos, el ciudadano, más allá de comportarse mal comienza a tener un desconcierto y no sabe qué hacer. Unos le dicen que haga esto y otros le dicen que no lo haga Y cuando aparece la enfermedad en ellos, entran en pánico”, explicó.

Incidió en que es necesario pedir calma a la población y recordarles que no todos los que enferman con covid terminan en cama UCI, ni requiriendo oxígeno; pero que sí es necesario mantener las medidas de seguridad para proteger a quienes pueden sufrir un estado grave de la enfermedad. “En la desesperación, se automedican con todo tipo de fármacos irracionales y a veces también algunos colegas dan indicaciones irracionales que finalmente terminan complicándolos y llegan a los hospitales no tanto por el covid, sino por la mala medicación, por el pánico que tienen. Tenemos que generar espacios de tranquilidad, no espacios de pánico”.

"Pero si yo dejo caer mucho más la saturación, 90, 89, 87, es muy tardío y ya no van a llegar a emergencia, ni a hospitalización, van a necesitar de frente una ventilación mecánica en UCI”.

En esa línea, considerando la multiplicación de casos covid-19, recomendó las medidas a seguir. Lo primero que recordó es que más del 90% de personas que contraen la enfermedad son asintomáticos o pacientes leves. “Aquella persona que tiene algo leve, lo único que tiene que hacer es mantenerse en casa, aislarse de los demás durante 14 días, y si hace un poquito de fiebre, tomar su paracetamol, pero debe medir y controlar su saturación por lo menos mañana, tarde y noche con su oxímetro de pulso”.

Recomendó que si en un día la saturación va a la baja se debe acudir inmediatamente a un hospital, no esperar a empeorar. “Si comienza a desaturar, si la saturación comienza a caer, por menos de 94% o de 93% y sigue en caída durante el mismo día, deben inmediatamente acudir a un servicio de hospitalización, de emergencia. Si bien es cierto no hay camas UCI, pero las emergencias sí están funcionando”, dijo.

Hizo énfasis en que el paciente no se debe quedar en casa, si su saturación cae. “Al caer mi saturación a menos de 94% y tratarme a tiempo con oxígeno permanente, con los medicamentos hospitalarios, me garantiza que yo pueda recuperarme. Pero si yo dejo caer mucho más la saturación, 90, 89, 87, es muy tardío y ya no van a llegar a emergencia, ni a hospitalización, van a necesitar de frente una ventilación mecánica en UCI”, recalcó.

“Lo ideal por encima de todo ello es no contagiarnos”, recomendó.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario