San Pedro de Lloc  |  

Merino Asegura que Sí Hubo Investigación Fiscal Pero No Hay Delito de Falsificación

Jne 3

Abogado Alejandro Merino Huamán, representa a Fredy Ventura.

El abogado Alejandro Merino Huamán confirmó que está pidiendo el archivamiento de los tres cargos por los cuales lo ha venido investigando el Ministerio Público, a raíz de hechos que se produjeron en el gobierno de Pablo Martín Alvarez Castañeda, en la Municipalidad Distrital de Jequetepeque, entre los años 2011 y 2012.

Merino, quien ejerce su propia defensa, contradijo lo dicho por la exregidora Narda Marroquín Vera, y aseveró que el fiscal del caso sí investigó, y por eso se tienen 8 volúmenes de folios. “La carpeta fiscal consta de 8 tomos y cada tomo tiene 200 o 300 folios, no es cierto que el fiscal no haya investigado (...)”, sostuvo.

Agregó que el caso fue iniciado por la fiscal Marcela Valderrama (quien ya no labora en la fiscalía de Pacasmayo) a pesar de que no había fundamento; por lo que el fiscal actual, Edgardo Samamé, ha solicitado el sobreseimiento (archivamiento) del cargo por falsificación de documentos.

Merino ha coincidido con el fiscal, en pedir el sobreseimiento del cargo acusatorio por falsificación de documentos, pero además está pidiendo el archivamiento de los otros dos cargos: fraude procesal y patrocinio ilegal.

Recalcó que la vacancia de Narda Marroquín, Fernando Isla y Francisco Nieto del cargo de regidores (en el año 2012) se dio porque ante el JNE se acreditó que incurrieron en causal al inmiscuirse en la gestión administrativa.

“Los regidores le quitan la confianza a un funcionario público, el jefe de Desarrollo, el de obras, y eso es causal de vacancia; ellos no tenían facultad para hacer eso. El JNE valoró eso, y ese es el motivo de la vacancia”.

Respecto al patrocinio que ejerció en el proceso de vacancia, ante el JNE, manifestó: “A mí me buscan como abogado, la señora Rosa Rázuri, que fue quien presentó la solicitud de vacancia, me busca a mí como abogado. Yo nunca actué como asesor legal de la municipalidad, lo hice como abogado”. Agregó que lo único que hizo fue defender una vacancia que era procedente legalmente, y que en ningún caso fue contra los intereses del Estado, ni afectó o perjudicó al Estado.

Negó que en la vacancia de Marroquín, Isla y Nieto se hayan considerado las actas supuestamente adulteradas y que corresponden a dos sesiones de concejo (31.08.2011 y 17.11.2011).

“Esas actas nada tienen que ver con el pedido de vacancia, ni siquiera fueron valoradas por el JNE”, dijo.

Asimismo, sostuvo que la fiscalía no ha podido acreditar que el acta o las actas fueron adulteradas, a pesar de que se requirió a un perito.

“Y en el supuesto que haya sido así, debería responder dónde está el fraude, no hay fraude, por eso el fiscal desiste, y ahora reorienta al patrocinio ilegal, dice que si Alejandro Merino era asesor legal, no podía patrocinar vacancia, pero insisto, no he sido asesor legal de la municipalidad de Jequetepeque. Pero aún en el supuesto que lo hubiera sido, no había incompatibilidad que como abogado patrocine a la señora Rázuri porque los regidores sí incurrieron en causal para la vacancia, al quitarle la confianza a un servidor, algo que no les correspondía hacer, que solo le corresponde al alcalde”.

Se refirió además a la pericia que se practicó dentro del proceso de investigación por el cargo de falsificación, resaltando que la pericia no ha probado que se haya producido una falsificación o adulteración. “Pero suponiendo que hubiera habido adulteración, se tiene que precisar quién obtuvo el beneficio pero en este caso lo que hubo fue un error material.

Dijo que está seguro que el juez confirmará el sobreseimiento. “La situación me incomoda porque quien incurrió en infracción fueron los regidores. La regidora Marroquín arrastró a los dos regidores, pese a que se les advirtió que no lo hagan porque era causal de vacancia. Ellos le quitaron confianza a un servidor y por ese motivo los vacaron. Allí nada tienen que ver las actas de agosto y de noviembre que son de otros temas”.

Merino pidió que conste que si la exregidora se sigue refiriendo a él procederá a querellarla.

Conforme hemos venido indicando, el juez supernumerario del Juzgado de Investigación Preparatoria de la Provincia de Pacasmayo, Leomara Castro Juárez, deberá resolver si archiva el cargo de falsificación de documentos, como solicita la fiscalía y se sigue adelante con la acusación por los otros dos delitos; si archiva los tres delitos, como está pidiendo Merino Huamán con lo cual no habría juicio; o si discrepa de la posición fiscal.

La decisión se conocerá en la audiencia programada para el 19 de marzo.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario