San José  |  

Familia de Menor Atropellada por Patrullero Sufrió la Ausencia de Morgue

Vivienda De Maribel

Hasta la tarde de ayer, la humilde familia de la menor que pereció arrollada por un patrullero de la comisaría de Jequetepeque, seguía esperando -desde el martes- la entrega del cuerpo para darle el último adiós en Jagüey, su lugar de residencia.

El cadáver fue llevado a la morgue del Hospital Regional de Trujillo, debido a que en el Valle Jequetepeque no hay morgue. El caso de la menor evidenció la necesidad que se debe resolver.

La familia de la infortunada menor, Aurelia Maribel G.A. (17), preparó la capilla ardiente en la vivienda de la familia en la Calle Collasuyo, sin embargo hora tras hora esperaron en vano.

La menor vivía con su padre y hermanita de 15 años.

Familiares de la menor recuerdan que el día del accidente, el 2 de marzo, aproximadamente a las 7 de la noche, Aurelia Maribel se dirigía a comprar pan, en su bicicleta. Al pasar por la Panamericana en el Km. 690, el patrullero de Jequetepeque, según las investigaciones, conducido por Luis Gustavo Monzón Mondragón la embistió a la altura del Camino del Inca.

Aunque la menor sobrevivió al impacto, sus heridas internas fueron de consideración, de modo que luego de recibir primeros auxilios en el Hospital de Pacasmayo, y cuando se le estaba trasladando a Trujillo, penosamente dejó de existir.

El cuerpo tuvo que ser retornado a Pacasmayo, para los trámites de ley, luego fue conducido a la morgue de Trujillo. La investigación fue asumida por la Comisaría de San José.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario