Nuevas Medidas y Responsabilidades

El gobierno anunció nuevas medidas que entrarán en vigencia el lunes 1 de marzo, conforme al manejo que viene disponiendo para el control de la pandemia covid-19. Se espera la publicación del respectivo decreto que formalizará y precisará el detalle de lo que se ha anunciado ayer. Aunque ya se adelantó que se “levanta la cuarentena” en las provincias de riesgo extremo, según las palabras de la presidenta del consejo de Ministros. Las provincias consideradas en riesgo extremo bajaron de 32 a 24, según el análisis del gobierno.

En el caso de La Libertad, a pesar de las cifras que muestran un aumento creciente en casos de contagio y de fallecidos; con una tasa de letalidad más alta que la nacional, se le ha bajado de riesgo. Ha pasado del nivel de riesgo muy alto, al nivel alto, que también implica flexibilidad en las medidas de control. Lo que suceda en las próximas semanas respecto a contagios y decesos determinará si los cambios estaban justificados.

Hay coincidencia en que las medidas anunciadas abren riesgo al relajamiento en el control de las medidas de bioseguridad.

Algunos especialistas ya advirtieron los peligros que implican los cambios. Especialmente en regiones, como La Libertad, donde no hay camas UCI disponibles, donde se sufre escasez de oxígeno, y donde la curva de contagios y fallecidos es creciente.

Es evidente que el gobierno nacional está considerando la crítica situación económica que se ha generado; y está apostando por la reactivación. Sin embargo se tiene que admitir que la responsabilidad para evitar los contagios es compartida. Parte de las tareas está en manos de los gobiernos locales; pero también se puede hacer mucho desde cada hogar y con el aporte de cada miembro de nuestras comunidades.

La invocación de los especialistas es no bajar la guardia; de ninguna manera se deben aflojar las medidas de bioseguridad personal, ni las que garantizan la protección de la vida y la salud de las personas en los espacios públicos; y tampoco al interior de los hogares.

Las recomendaciones de los médicos y especialistas siguen siendo las mismas: en caso de enfermar no debe automedicarse, si hay sospecha de haber contraído covid-19 se debe mantener control de los niveles de oxígeno; cumplir con las medidas de bioseguridad que ya se conocen: usar mascarilla, lavarse las manos con agua y jabón, evitar los lugares cerrados y concurridos, evitar las aglomeraciones.

Ojalá que en el caso de La Libertad, el retorno a las actividades conforme al nivel de riesgo alto no implique más desorden del que ya tenemos actualmente. Ojalá se asuma con responsabilidad, y con consecuencia, sabiendo que las condiciones del sistema de salud son muy críticas y que no está garantizado disponer del servicio de atención médica.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario