Pacasmayo  |  

Comerciantes de Carnes Piden a Pacasmayo Cuidarse de Sujetos que Venden Carne Malograda

Maceros22Feb

Hoy se cumple el sexto día de protestas y paralización de actividades, por parte de los comerciantes de carnes del Mercado Zonal de Pacasmayo. Hasta la fecha no tienen respuesta del alcalde César Milla Manay, a quien responsabilizan de un desabastecimiento de carne, que podría comprometer la salud de la población.

Las protestas se han expresado en marchas que han mantenido durante todos estos días, así como el uso de carteles en sus puestos de venta, y siguen sumando la simpatía de la población y el cuestionamiento a las autoridades municipales por no consensuar una salida que beneficie a la ciudad.

Los maceros protestan porque desde que se cerró el camal municipal, el 16 de octubre 2020, no hay avances ni para mejorar el viejo camal ni para construir el nuevo, lo que los condena indefinidamente a recurrir al camal de San Pedro de Lloc, con todos los riesgos, y gastos adicionales que ello implica. Además reclaman al alcalde porque se les ha retirado el servicio de un camión para el transporte de la carne, complicando aún más su situación.

Camal 1 Pacasmayo

Los comerciantes cuestionan que la actual gestión municipal no haya tenido la capacidad para mantener el servicio de un camal superando las observaciones y advertencias hechas por el Servicio Nacional de Sanidad Agraria del Perú (SENASA), Autoridad Nacional del Agua (ANA), Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), y Marina de Guerra del Perú, por diversas omisiones y faltas a la normatividad vigente.

Entre octubre 2020 y enero 2021, el alcalde sostuvo reuniones con los comerciantes de carnes, sin embargo, los maceros han cuestionado que una a una, esas reuniones han sido inoficiosas.

El presidente de la asociación de comerciantes de carnes, Manuel Balarezo Rodríguez, ha pedido públicamente al alcalde Milla Manay explique por qué el camal sigue cerrado y no se muestran evidencias de una alternativa.

Ausente el diálogo por parte del alcalde, ahora, los comerciantes tienen como meta que se reabra el camal, para lo cual consideran que la municipalidad debe acondicionarlo con el trabajo de sus funcionarios.

El cierre permanente del camal ha generado no solo pérdidas a los comerciantes; estos han advertido que se expone a la población al consumo de carnes de procedencia clandestina o de dudosa calidad.

Maceros22Feb3

Señaló que esos abastecedores de carnes malogradas son conocidos, por lo que alertó a la comunidad para que no consuma carnes, en tanto la gestión Milla no asegure la operatividad de un camal como merece la ciudad.

El alcalde en las últimas reuniones sostenidas con los maceros, en diciembre, les dijo que su gestión había considerado la instalación de un camal en una nueva zona con una infraestructura moderna y prefabricada. Para ello, incluso dijo que tenía “separados” 280 mil soles y que solo se esperaba que se hicieran algunas gestiones a nivel de expediente técnico para emprender la construcción. Sin embargo, de esto no se ha mostrado ninguna evidencia. Ni del expediente técnico, menos de la ejecución del mencionado proyecto.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario