Cuántos Más Asesinatos de Mujeres

La Defensoría del Pueblo ha demandado el esclarecimiento de 18 muertes de mujeres ocurridas en distintas regiones del país, en enero del presente año. Se considera que por lo menos 12 serían consecuencia de presuntos feminicidios y en 6 casos aún se están esclareciendo los hechos.

Como corresponde, la Defensoría está solicitando a los operadores de justicia, una profunda y célere investigación para sancionar a los autores de los horrendos crímenes. Asimismo ha sugerido que se deben adoptar medidas de prevención para evitar la violencia de género; y ha demandado la atención prioritaria por parte del Estado de la violencia que sufren las mujeres.

Es necesario que los 18 feminicidios ocurridos en enero 2021 despierten la preocupación de los operadores de justicia y de las autoridades en general, especialmente de los gobiernos locales para que cada uno cumpla con eficiencia el rol que le corresponde en la erradicación de la violencia que sufren las mujeres.

Las estadísticas han demostrado que las mujeres mueren en manos de sus parejas, exparejas o familiares, y así ha ocurrido en los casos que esta vez nos ocupan, confirmándose que la casa, el hogar, es el lugar más inseguro para un porcentaje importante de mujeres que padecen violencia.

Si bien es cierto algo se ha avanzado con el endurecimiento de las penas, y las condiciones agravantes, para sancionar a los asesinos de mujeres, es necesario aún dar prioridad al procesamiento de estos casos. Y más necesario exigir la diligencia debida en el proceso de investigación para asegurar que ninguno quede impune.

La parte judicial, sancionadora, es solo una de las tareas que el Estado debe garantizar. Hay otra que tiene que ver con la prevención, con la educación, con la transformación de parte de la conciencia social que justifica el machismo y el abuso de poder que ejercen algunos hombres sobre las mujeres. En esa tarea deben participar las autoridades de los diversos sectores, bajo la coordinación de los gobiernos locales, que deben terminar de asumir las obligaciones que le competen.

Como bien ha advertido la Defensoría, la adecuada calificación es clave para visibilizar la gravedad del hecho como una forma de violencia de género y para que las familias accedan a justicia y reparación. La Defensoría del Pueblo también ha solicitado a las autoridades la debida celeridad para garantizar justicia y reparación a las víctimas indirectas, especialmente a las y los huérfanos. No se puede más que suscribir las demandas de la Defensoría, esperando que se avance en plazos apropiados.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario