San Pedro de Lloc  |  

Ex Presidente de Junta de Usuarios Exige Atención para Agricultores y Dejar de Favorecer a Agroindustrias

En esta campaña solo se sembrará tercera parte de lo habitual por falta de agua

Samuel Gleiser


Don Samuel Gleiser Azcárate es una de las voces más autorizadas en el Valle Jequetepeque para referirse con solvencia a la historia del sector agricultura. Fue presidente de la Junta de Usuarios del Valle Jequetepeque en los años 90, y bajo su mandato logró alcanzar el sitial de Junta de Usuarios Modelo a nivel nacional.

El ciudadano y ex dirigente agrario se mostró sumamente preocupado por la situación de emergencia hídrica que vive el norte peruano, pero sobre todo por lo que considera es un abandono de la agricultura.

AHORCANDO AL VALLE

“Estamos en emergencia. Acá se ha hecho en realidad un gasto del recurso hídrico sin haber planificado ninguna estructura, nada en absoluto. Se le entrega a las agroindustriales de Cerro Prieto y Hoja Redonda, 4 metros cúbicos por segundo del reservorio sin ninguna estrategia, ningún planteamiento técnico. Es decir, se le entrega el agua y no hay quién controle ni quien haga las mediciones respectivas”, dijo el ex dirigente.

Actualmente la represa Gallito Ciego se encuentra con un volumen útil de 62 millones de metros cúbicos (MMC).

Gleiser comentó: “Esta situación es totalmente ilegal, porque usted no puede hacer un contrato en el que se entregue 10 mil m3 anuales por hectárea a las agroindustriales, con lo que estamos hablando de por lo menos 80 MMC, que es la cuarta parte del reservorio Gallito Ciego. Con 4 m3/s diarios, yo le puedo entregar, sí, pero cuál es la estrategia, el estudio. Le pudo entregar 4m3/s, siempre y cuando tenga 400 MMC en la presa e ingrese a la presa un volumen determinado de m3 que mantenga en equilibrio las reservas. Pero si baja, y no hay ese ingreso, yo tengo que bajarle la entrega también. ¿O es una cuestión de preferencia?, ¿de contrato? Esto debe ser una cuestión técnica, un estudio”.

Recordó que la construcción de la represa Gallito Ciego fue concebida, “para la seguridad hídrica del valle viejo. Nació con su primera etapa que consideraba que se tenía que mejorar las 36 mil ha que se sembraban en el Valle, y a todos los agricultores que estaban en el famoso artículo 29. A ellos también se les tenía que regularizar su situación de agua, pero no ampliar a 6 mil, 7 mil hectáreas a las empresas agrícolas, y comprometer el 20% del recurso hídrico de la presa”.

LOS INCUMPLIMIENTOS

Gleiser Azcárate dijo que cuando llegaron las agrícolas a pretender instalarse en el Valle, “se habló con esta gente, que venía a hacer las inversiones y se hablaron de cultivos marginales como el algodón, que podían sembrar en los meses de febrero, marzo, abril, cuando hay agua, cuando vienen las lluvias. Pero ahora que no tenemos lluvias, ahora se les da todo el año. ¡Es una locura! Además se consideró que debían hacer pozos para poder atender su demanda del recurso. No cumplieron nunca con eso. Instalaron cultivos permanentes. Ahora, ¿de quién es la responsabilidad?, ¿de la Administración Local de Aguas?, ¿de las autoridades?, ¿de nosotros los agricultores del Valle Viejo? o de ellos mismos. Si no hay agua, que se sequen pues. Ese es su problema”, dijo el ex dirigente.

¿AUTORIDADES CÓMPLICES?

Para Gleiser, la situación se agrava porque considera que la autoridad del sector no aparece y peor aún, da la sensación de que es cómplice. “No hay autoridad ejerciendo su función, pero peor aún, están comprometidos porque inclusive han sacado una resolución en la que Pejeza cobra directamente la tarifa de agua a los más grandes. Eso implica que le pagan a Pejeza, ellos entregan el agua que quieren, nadie la registra, nadie la mide, y hacen lo que se les da la gana. El Administrador Local de Agua, y el director del Pejeza están implicados en eso. Ellos tendrán que ser responsables de lo que está sucediendo en el valle. Aquí hay algo sencillo, las comisiones de regantes, los presidentes, deberían presentar un recurso de amparo para que el dinero que ha cobrado Pejeza lo devuelva a la Junta de Usuarios, y de aquí en adelante, depositen la plata en la junta de usuarios, o en el Banco de la Nación”.

FALTA LIDERAZGO, UNA BOMBA DE TIEMPO

Al consultarle, si esto está tan claro, ¿por qué no hay reacción de los dirigentes? opinó: “No actúa la Junta de Usuarios por falta de conocimiento, porque los 3 o 4 últimos presidentes de la Junta de Usuarios han sido nombrados a dedo por la ALA, que también está mal. Entonces ocurre el yo te pongo pero tú haces lo que yo te digo, y allí es donde se genera la corrupción y se genera este malestar general”.

Añadió, “en realidad, esta es una bomba de tiempo la que se está alimentando aquí en el Jequetepeque. En cualquier momento los agricultores se van a levantar, y se sabe que por el agua puede haber hasta muertes, Dios no lo quiera, pero aquí los responsables son el director del Pejeza, el ALA, y su jefe en Piura”.

INICIO DE CAMPAÑA

Hoy, 1 de diciembre, oficialmente se inicia formalmente la campaña agrícola 2020-2021, pero con muchas dudas. “Si a Cerro Prieto le están dando 4 m3/s diarios, y no hay forma de detener eso, los agricultores que siembran tienen todo el derecho de que les dé agua para hacer sus almácigos. Ahora que no viene el agua, el riesgo es para los agricultores, a los que van a tener que reducir el agua, pero también a Cerro Prieto, porque ellos han sembrado frutales, porque se le ha dado la gana. Nadie les dijo que siembren. Cada uno tiene su responsabilidad. Los agricultores tienen todo el derecho del mundo porque el agua del Gallito Ciego no es solamente para Cerro Prieto. Es primero para el valle viejo. Allí, van a empezar los graves problemas, y esto tiene que de una vez por todas pararse”.

Sugirió: “Cerrar la presa como se hacía antes. Cuando hacíamos mantenimiento, cuando era OPEMA, nos obligaban a cerrar 20 días para hacer el primer mantenimiento. Se daban 10 días de agua al valle luego 20 días más para el segundo mantenimiento. Se paraba, 10 días más y tercer mantenimiento. Hoy no se hacen mantenimientos así. ¿Y quién maneja eso? Cerro Prieto. Imagínese a lo que hemos llegado”.

A ESCASOS 62 MMC

Gallito Ciego está en este momento con 62.867 MMC como volumen útil. “El reservorio debe tener una reserva técnica de 80 MMC que no se deben tocar, para atenuar las avenidas y no vengan los sedimentos a pie de presa. Entonces, qué pasa. Todas las reglas técnicas con que se maneja el reservorio tienen que aplicarse. Esta es una actitud casi suicida. Las agrícolas no tienen idea de lo que hacen. Han comprado las tierras y solo les interesa el agua. A ellos no les interesa si se colmata o no la represa. Si no han cumplido ni siquiera con los pozos que debían perforar para tener su agua. No han cumplido con las 500 has que tenían que lotizar para vender a agricultores que querían comprar en ese sitio. El contrato está completamente incumplido. Así de sencillo”.

NO PODEMOS SOMETERNOS

“En este momento tiene que volar el administrador de Piura, que está metido en esto; el director ejecutivo del Pejeza, porque están metidos en graves problemas. Se están tirando toda el agua del reservorio y están cometiendo una serie de abusos con los agricultores” acusó Gleiser.

Añadió, “nosotros tenemos experiencia en todo lo que es el calendario agrícola. Sabemos cuánto dura el ciclo. Vienen 7 años buenos, 7 años regulares y 7 años malos. Pero no sabes si este es el más malo, o vendrá uno más o dos más. Pero teniendo la presa no deberíamos estar sometidos a esta irregularidad”.

Concluyó que, “la presa fue gestada por los agricultores. Los agricultores del Valle Jequetepeque cuántos años hemos sufrido por el agua, y hoy que tenemos la presa, ¿vamos a regresar a lo mismo? Es totalmente injusto. A mí me llama la atención, porque no se puede dejar que una empresa o dos empresas sometan a todo el valle Jequetepeque. De ninguna manera se debe permitir, y ya se debe empezar a tomar cartas en el asunto. ¡Mañana mismo!”.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario