San Pedro de Lloc  |  

Ofensivo Tratamiento Dieron al Pabellón Nacional en Ceremonia Cívica por Aniversario Provincial


Un hecho preocupante, que ha dejado en entredicho el respeto por el Pabellón Nacional como símbolo patrio por parte de las autoridades, fue perpetrado el lunes 23 de noviembre en la ceremonia de Honores a la Patria por el 156 Aniversario de la Creación Política de la Provincia de Pacasmayo.

Luego del izamiento del Pabellón, y entonado el Himno Nacional, se procedió al izamiento de las banderas de los distritos. El acto que regularmente no toma más de tres minutos, excedió los 5 minutos debido a que la bandera del distrito de Jequetepeque no pudo ser izada por problemas en las bridas y el asta. Con la bandera de Jequetepeque sin izar, atascada, se retomó la ceremonia. Se entonó el himno del distrito capital San Pedro de Lloc y seguidamente fue presentado el discurso de orden por el profesor Andrés Ulfe Costilla.

Terminado el discurso de orden, quien fungía de maestro de ceremonia, Víctor Gómez Ruiz, dijo que “con las dispensas del caso del regir del protocolo” se daba la palabra al alcalde provincial Víctor Raúl Cruzado Rivera, quien a nombre de la municipalidad provincial y del concejo pidió disculpas al distrito de Jequetepeque por el incidente de no poder izar la bandera de ese distrito.

Bajo un criterio que solo puede ser explicado por el completo desconocimiento del protocolo, tanto por parte del alcalde como por la nula reacción de las autoridades que acompañaron el acto, el alcalde Cruzado dispuso arriar el Pabellón Nacional para izar en su lugar la bandera del distrito de Jequetepeque.

Este hecho, que constituye un acto lesivo a la majestad del Pabellón Nacional, no fue advertido ni por el subprefecto provincial, autoridades y menos por quienes conducían la “ceremonia de Honores a la Patria”, que fue deslucida por el agravio.

El alcalde, en su criterio, justificaba el arriar nuestro Pabellón Nacional, para izar la bandera de un distrito, porque ya había una bandera izada en el asta del frontis de la municipalidad.

El cuerpo de serenazgo, por orden del alcalde, arrió nuestro Pabellón Nacional. En su lugar, las autoridades izaron la bandera del distrito de Jequetepeque.

Posteriormente, superado el problema en una de las astas, se cambió de ubicación a la bandera de Jequetepeque; y se volvió a izar el Pabellón Nacional, como si de cualquier elemento se tratara.

Especialista: No hay bandera o símbolo sobre el Pabellón

Con la finalidad de desterrar estos actos que por ignorancia o falta de conciencia cívico patriótica queden asentados como normales o sin trascendencia, es necesario hacer precisiones.

Últimas Noticias conversó con Bernardo Chico Balarezo, especialista en Protocolo y Ceremonial del Estado, con experiencia en el área de Protocolo del Ejército Peruano. Chico Balarezo ha expresado que el incidente producido el 23 de noviembre del 2020 en la Plaza de Armas de San Pedro de Lloc es un acto agraviante al Pabellón Nacional.

Explicó que el símbolo patrio en mención tiene un lugar privilegiado en todo el territorio nacional por sobre cualquier símbolo, emblema o bandera presente en una ceremonia donde se rinda honores a la Patria.

Detalló que no existe bandera que pueda merecer ocupar el lugar de nuestro Pabellón Nacional, y menos permitirse una manipulación más allá de la que estrictamente se le otorga en una Ceremonia de Honores a la Patria, en la que la Bandera Nacional o el Pabellón es precisamente uno de los símbolos máximos de la Patria.

Como ejemplo del sacro tratamiento que se le otorga al Pabellón, comentó que ante una eventual rotura de la brida, en cuyo caso se desprenda y caiga, todo peruano que presencie tal incidente está en la obligación de correr y evitar que el Pabellón Nacional toque tierra.

Para el caso concreto de la ceremonia del 23 de noviembre en San Pedro de Lloc, ante la eventualidad ocurrida con la bandera del distrito de Jequetepeque, considera que solo existían dos alternativas. Solo expresar las disculpas por el incidente, o en su defecto, conociéndose la prelación por antigüedad de los distritos, izar la bandera del distrito de Jequetepeque en lugar de la del distrito menos antiguo. Nunca arriar el Pabellón.

ARRIAR IRREGULARMENTE ES RENDICIÓN

Otros detalles observados por el especialista son que el asta del Pabellón Nacional debe ser más alta y dominar claramente el espacio en el que puede estar acompañado por otras banderas, igualmente ocurre con las dimensiones de la Bandera o del Pabellón Nacional.

Resaltó que estos temas de protocolo y ceremonial deben ser conocidos por quienes tienen la gran responsabilidad de organizar estos actos. Debe hacerse docencia con cada ceremonia para infundir en los niños y jóvenes el respeto por nuestros símbolos patrios, más aún cuando estamos a puertas de celebrar el bicentenario del nacimiento de nuestra nación.

Fuentes militares consultadas respecto del incidente expresaron igualmente sorpresa e indignación por el trato dado al Pabellón Nacional. Explicaron que el izamiento de acuerdo al protocolo se realiza de manera solemne y nunca se le debe arriar sin ceremonial ni fuera del momento que protocolarmente corresponde. Arriar la bandera en cualquier otra circunstancia es signo de rendición, y sólo puede suceder cuando el peruano, que está en el deber de custodiarla, ha perdido la vida u ominosamente se ha rendido ante un enemigo de la Patria.

Se supone que las municipalidades cuentan con normas para la correcta ejecución del ceremonial en sus jurisdicciones, de modo que no se deja su desarrollo al escaso criterio de quienes nada conocen de actos estrictos y solemnes, como el de los Honores a la Patria.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario