Un Gobierno Precario


Un gobierno precario es el que ayer se instaló en el Palacio de Gobierno tras lograr la destitución del presidente Martín Vizcarra, quien se negó a iniciar una batalla legal en contra de la decisión de 105 congresistas, que han conducido al Perú a una peligrosa situación.

Los congresistas que han votado por la vacancia no lo han hecho por la decencia, ni en defensa de la moral, ni en contra de la corrupción, mucho menos por el bienestar común. Son un grupete de gente en busca de su propio beneficio. Sesentiocho de ellos deben responder a la justicia, tienen sus propios expedientes en el Ministerio Público. Lo que ha ocurrido ha sido una confluencia de diferentes intereses muy particulares que han encontrado una oportunidad de tomar el poder en aras de su interés personal, de organización económica, y de partido.

¿Qué tenemos? A la fecha lo que se tiene es que hemos perdido la separación de poderes. De 130 congresistas, 68 tienen procesos en el Ministerio Público, por la presunta comisión de diversos delitos. Una investigación preliminar, en el Ministerio Público contra Martín Vizcarra, por presunto delito de cohecho. Alianza Para el Progreso (que definió la vacancia con sus 22 votos) en la presidencia del Congreso, a través de Luis Valdez (con 52 expedientes en el Ministerio Público). A Edgar Alarcón (UPP), un congresista notoriamente blindado y que debe responder a la justicia, en la presidencia de la comisión de Fiscalización del Congreso. A un congresista con sentencia en segunda instancia, pero también blindado en el congreso, como presidente de la comisión de Economía, que es Humberto Acuña (APP). A Antauro Humala dirigiendo a UPP, desde la cárcel. A José Luna Gálvez, propietario de Telesup (la universidad que no obtuvo licenciamiento), dirigiendo a Podemos Perú, con detención preliminar, desde una clínica, cuando debe responder a la justicia por caso Cuellos Blancos. Faltan 150 días para las elecciones generales del 11 de abril 2021. Faltan 257 días para el 28 de julio del 2021, fecha en que debe asumir el presidente elegido en abril.

¿Qué peligros se enfrentan? Se especula que Antauro Humala podría ser indultado. Alto riesgo de populismo (como liberar fondos de las AFP, desmantelar la caja de la ONP) porque se buscará por todos los medios contener el descontento nacional. Estando el poder ejecutivo y el legislativo compartido en las mismas manos, no solo no hay separación de poderes, sino que no hay freno para las leyes populistas del Congreso; ni control legislativo sobre el ejecutivo. Riesgo de control sobre la Sunedu y de que se distorsione su función con lo que acabaría la reforma universitaria. Manipulación en la elección de los miembros del Tribunal Constitucional. Intromisión política en equipos fiscales LavaJato, Cuellos Blancos del Puerto, y otros. Intromisión política en el Poder Judicial. Riesgo de postergación de las elecciones generales.

Son tiempos muy difíciles para el país y los peruanos.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario