Sensible deceso en Casa Blanca


En medio de un notorio recogimiento de la población, fue despedida la señora Aurora Espinoza Silva, una mujer nacida en el valle del Chamán.

La dama fue acompañada por sus familiares que literalmente son la mayor parte de los moradores del lugar.

Los lugareños recuerdan que doña Aurora tuvo 3 hijas y 2 hijos a los que les dedicó sus días en el C.P. de Casa Blanca, poblado que nunca abandonó. Como parte de las generaciones antiguas, se le conoció por su abnegada entrega a sus hijos, al trabajo y marcada vocación de servicio al prójimo, con un trato integrador sin distinciones.

El martes 13 de octubre, día de la despedida, su nieto Johnny Glener Asto Suárez resaltó sus cualidades y agradeció las consideraciones de quienes participaron el deceso. Doña Aurora fue inhumada en el Campo Santo del Caserío Nueva Jerusalén.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario