Con Responsabilidad y Solidaridad

El presidente Martín Vizcarra ha anunciado, aunque con cautela, que por fin tenemos una curva en el registro de casos por Covid-19. Se confirma un claro descenso sostenido en la curva de fallecidos por Covid-19 en el Perú las últimas semanas, destacó el presidente en una conferencia de prensa virtual realizada ayer, desde Palacio de Gobierno.

Al revelar cifras mostró que en la última semana de agosto fallecieron 4,162 personas, que son 2,600 menos que la primera semana de agosto que fueron 6,767.

Como bien ha dicho el presidente, “Claramente se nota en la curva un descenso sostenido que se está viendo en las últimas semanas. Lo más importante es el compromiso y la colaboración de todas las personas. Los ciudadanos han hecho que, a partir de la primera semana de agosto, de manera sostenida comience a disminuir la cantidad de personas fallecidas por Covid-19”, enfatizó.

Lo que se considera una contención de la pandemia, no puede llevar a relajar las medidas. De ninguna manera puede ser tomado con triunfalismo ni confianza. Por el contrario, es indispensable que las personas continúen cuidándose, cuidando de su familia y de todos los demás.

Luchar contra esta pandemia exige asumir una actitud responsable y solidaria. Responsabilidad para cumplir con las medidas de bioseguridad porque no es posible “cansarse” de la mascarilla, protector facial, ni de la distancia, ni del lavado de manos. Estas prácticas se quedarán en nuestras vidas por mucho tiempo más y se deben cumplir a cabalidad. La solidaridad es necesaria porque no se puede pensar solo en protegerse a sí mismo, es muy importante asumir que con nuestras medidas cuidamos de los demás, en nuestro hogar, a nuestros amigos, y aún a los desconocidos.

Claramente ha dicho el presidente que “el virus no se ha ido, tenemos que seguir siendo igual de responsables para que continúe esta tendencia de disminución. Nadie va a mostrarse triunfalista, ni nosotros ni ustedes”.

Es en nuestras localidades donde más se tiene que insistir en el mensaje preventivo por la falta de servicios médicos, por la falta de camas para hospitalización, por la falta de oxígeno. Son las medidas preventivas y las intervenciones inmediatas apenas se detecta un caso las que nos van a ayudar a evitar que el virus se siga extendiendo.

Nuestra invocación es al ciudadano, pese a las difíciles condiciones, es necesario mantener la esperanza, cumplir con responsabilidad y solidaridad las medidas de bioseguridad, pero sobre todo no relajar estas medidas. Que el dolor por los seres queridos perdidos ayude a tomar conciencia de todo lo mejor que se puede ser y hacer, como un reto personal.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario