Populismo en el Congreso

A lo largo de 37 páginas, el Tribunal Constitucional desarrolla su fallo respecto al ‘Caso de la ley que suspende el cobro de peajes 31018’, que ayer ha sido declarada inconstitucional.

“La finalidad del proceso de inconstitucionalidad es la defensa de la Constitución en su condición de Ley Superior. Ella ostenta el máximo nivel normativo, por cuanto es obra del Poder Constituyente, reconoce los derechos fundamentales del ser humano, contiene las reglas básicas de convivencia social y política, además de regular el proceso de producción de las demás normas del sistema jurídico nacional”, se precisa en el fallo.

La demanda de inconstitucionalidad fue planteada por el Ejecutivo contra el artículo único de la Ley 31018. Esta ley fue dada por el parlamento en mayo; luego que el Ejecutivo la observara, el congreso la aprobó por insistencia. Los directamente beneficiados de la ley que suspendió el cobro de peajes fueron las empresas de transporte de carga, ya que las personas permanecían en confinamiento y el desplazamiento estaba suspendido.

Ahora se calcula que la ley, hoy declarada inconstitucional, obligará al Estado Peruano a cubrir demandas y reparaciones por un monto aproximado de 800 millones de soles.

La medida evidentemente populista, fue dictada para ganar notoriedad, a costa del atropello constitucional y de crear falsas expectativas en los ciudadanos. Ya está demostrado que los congresistas no están dispuestos a detenerse en ese afán de sacar réditos políticos personales y para sus partidos, a costa de los dineros públicos, de los propios intereses públicos, e incluso engañando a los ciudadanos.

La demostración más reciente es el daño que van a perpetrar contra la ONP, y que de concretarse implicaría el descalabro del sistema nacional de pensiones.

El 25 de agosto, el Pleno aprobó el proyecto de ley para pagar 4,300 soles a los afiliados activos e inactivos bajo el Decreto Ley 19990. El proyecto obtuvo 106 votos a favor, tres en contra y 15 abstenciones.

Diferentes abogados han advertido que la ley será declarada inconstitucional y que solo se está creando falsas expectativas en los ciudadanos. Asimismo economistas advirtieron que de entrar en vigencia significaba el fin de la ONP, con diversas consecuencias para los propios pensionistas, además que causará un daño económico que bordea los 20 mil millones de soles.

Quienes pagarán las consecuencias de este populismo voraz y destructivo, que solo piensa en interés particulares, y en las elecciones de abril, seremos los peruanos.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario