Asumir Responsabilidad

Es evidente, por lo mostrado a través de la televisión nacional, que el local de Thomas Restobar en Los Olivos no cuenta con condiciones de seguridad para los asistentes bajo ninguna circunstancia, como ha quedado evidenciado tras los lamentables sucesos ocurridos la noche del sábado 22 agosto. El Ministerio Público investiga para determinar las responsabilidades, pero los esposos Montoya-Díaz enfrentan graves problemas legales.

En el marco de las investigaciones iniciadas se tiene que de los 13 fallecidos, en 11 se halló presencia del Covid-19; y de las 23 personas detenidas, 15 dieron positivo a Covid-19 también. A ello se suma que tres de los detenidos son personas con antecedentes policiales. Todas estas personas deberán responder ante la justicia por transgredir el estado de emergencia, el horario de inmovilización social obligatoria y probablemente por otros cargos.

Es necesario invocar una profunda reflexión en las familias, más allá de la crítica que fácilmente puede surgir. Qué está pasando con la formación de nuestros hijos y con el comportamiento de los ciudadanos. Hace poco el psicólogo social Jorge Yamamoto llamaba la atención sobre el comportamiento de los peruanos frente a la pandemia, advirtiendo que un importante grupo está siempre buscando cómo transgredir la norma y tratando de encontrar una justificación. Es el caso de quienes sostienen que si el Covid-19 no los mata, los matará el hambre. En el fondo lo que hacen es ir contra la norma, con una excusa.

Resulta indispensable la reflexión, porque la situación que se vive en todo el país es no solo de una emergencia sanitaria; las familias soportan una severa crisis económica, miles están llorando por la muerte de sus seres queridos. Cómo es posible que en esas circunstancias, haya quienes buscan su propia satisfacción. Han demostrado que no les importa el interés de su comunidad; pero ni siquiera el de sus familias porque al acudir a una fiesta que es un foco de infección Covid-19, están convirtiéndose en propagadores del virus para sus propios parientes, de los cuales probablemente, varios morirán. Esto tiene que cambiar.

Lo sucedido tiene varios responsables. No se puede negar que la intervención policial también debe ser investigada. Es claro que el operativo no ha buscado terminar en esta tragedia; sin embargo algo ha fallado porque la operación no debió concluir en esta desgracia.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario