No Más Negligencia

Se debe denunciar la inoperancia y la ineficiencia de las autoridades, porque al incumplir normas vigentes no solo afectan los derechos de las personas, sino que afectan al sistema de organización del Estado, acrecientan el descrédito en las instituciones a las cuales representan. Las autoridades saben que la falta a sus funciones implica poner en riesgo la vida de otras personas, pero como nada les pasa, siguen adelante con su inacción.

En editorial anterior invocamos que el Ministerio Público, en particular la Fiscalía de Prevención del Delito, asumiera el rol que exige la actual crisis sanitaria. El mismo día tomamos conocimiento de un hecho que resulta inaudito, la desaparición de una adolescente de 16 años ha sido tomado con displicencia por la policía lo que merece la intervención de Inspectoría de la Policía Nacional del Perú.

Lo que ha hecho el personal de la comisaría de Pacasmayo es negligente e implica falta a sus funciones. Los padres de Marily Maciel Julcamoro Díaz, que desapareció de su hogar, el miércoles 12, acudieron ese mismo día a la policía a presentar una denuncia. La respuesta que obtuvieron en la comisaría de Pacasmayo fue que deberían regresar. Posteriormente, los policías que atendieron a los padres les habrían sugerido buscar entre sus amigos con el consabido “ya aparecerá” o que probablemente se había ido “con un enamorado”.

Si bien es cierto, se debe conceder el beneficio de la duda a la policía, hay un hecho concreto e irrefutable y es que pese a que la menor de edad desapareció el miércoles 12, hasta la una de la tarde del viernes 14 no había una alerta sobre su desaparición, a pesar que la norma manda emitir una alerta de emergencia inmediata. El viernes 14, en la comisaría, policías y personal del CEM, discutían con los padres que su hija no habría desaparecido, sino que se habría fugado. ¿Cómo pueden determinar que se trataba de una fuga si no ha habido un mínimo de investigación?

Sí, hay negligencia porque no han seguido el “Protocolo Interinstitucional de Atención de Casos de Desaparición de Personas en Situación de Vulnerabilidad y Otros Casos de Desaparición”. Además, los padres acudieron a la Fiscalía de Turno, el jueves 13, ante la falta de atención en la Comisaría, pero les dijeron que tenían que volver a la comisaría. Ni el personal del CEM Pacasmayo ha mostrado un mínimo de iniciativa para atender el caso. Invocamos un cambio de actitud, consecuente con lo que mandan las normas, y esperamos que Marily Maciel aparezca sana y salva, ojalá gracias a la intervención eficiente de las autoridades.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario