Derecho a la Salud Violentado

No se puede callar frente al maltrato que están sufriendo las provincias de Chepén y Pacasmayo, con el silencio condescendiente de alcaldes y regidores. No son pocos quienes esperaban que de algo sirviera la conexión política, teniendo un gobierno regional de Alianza Para el Progreso (APP) y gobiernos municipales dirigidos también por APP en Pacasmayo y San Pedro de Lloc. Se esperaba que facilitara las coordinaciones y la atención de las necesidades de la provincia de Pacasmayo. Sin embargo ha ocurrido todo lo contrario.

Las malas decisiones gubernamentales pueden ocurrir, pero se tienen que corregir inmediatamente, y ser advertidas. El pasado 5 de mayo, en la visita que hizo el gobernador Manuel Llempén Coronel a Guadalupe, Chepén y San Pedro de Lloc anunció lo que ha sido un fatal error. Sin ningún sustento técnico, decidió y anunció, que solo Chepén tendría un centro Covid-19 que supuestamente debería atender a las provincias de Pacasmayo y Chepén; mientras que el Hospital Lafora, en Guadalupe, debería atender los casos no Covid de las dos provincias.

Para esa fecha, Lafora tenía cuatro camas Covid-19, pero en vez de disponer ampliar inmediatamente al mayor número posible considerando la crisis que ya se vivía en Lambayeque, el proceso se detuvo. La decisión fue un despropósito; carente de sustento técnico. Había varios factores en contra como el hecho de la importante población de ambas provincias, que en conjunto bordean los 200 mil habitantes, incluida población rural. En el momento del anuncio, Chepén ya vivía una crisis por la alta demanda de pacientes, probablemente derivado de la cercanía y profunda conexión comercial con Lambayeque que había empezado una temprana crisis por la pandemia.

Pese a lo absurdo de la decisión de Llempén, ningún alcalde le pidió explicaciones; por el contrario, se sometieron, olvidando la autonomía municipal, y sobre todo omitiendo poner en primer lugar la vida de las personas. Que se sepa, ningún regidor ha pedido explicaciones por la medida. Ahora, desde la Red Salud, y otra vez coordinando con Trujillo, se pretende trasladar el personal de salud Covid-19 que tiene Minsa Pacasmayo a San Pedro de Lloc, debido a que el gobierno regional no cumple con asignar presupuesto para contratar el personal que se necesita para que por fin empiece a funcionar el centro municipal Covid-19 de la Municipalidad Provincial de Pacasmayo.

El Hospital Minsa de Apoyo de Chepén ha logrado con mucho esfuerzo, y reiterados oficios y reclamos de parte de su consejero Juan Díaz Sánchez, implementar 20 camas de hospitalización con disponibilidad de oxígeno. ¿Cuántas tiene Lafora, hoy? ¿Hasta cuándo debe esperar San Pedro de Lloc? Cuánto más daño se soportará por la intromisión política en decisiones que deberían ser estrictamente técnicas.

Se exige la presencia del Órgano de Control Interno de la Gerencia Regional de Salud en los hospitales y en las redes, auscultando las compras, las contrataciones y la cobertura del servicio; así como se requiere la presencia de SuSalud en los nosocomios; y del propio Ministerio Público, tal como está ocurriendo en otras provincias. No se puede seguir esperando reflexión cuando, tal como se ve, está primando el criterio político, y hasta la intención de sacar provecho con miras a próximas elecciones.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario