Congresistas Contra el Perú

Los congresistas volvieron a hundir al país en una crisis política al negar el voto de confianza al gabinete ministerial que preside Pedro Cateriano. La crisis política se suma a la crisis económica derivada de la crisis sanitaria que se vive por la pandemia de Covid-19.

El presidente Martín Vizcarra ha confirmado la recomposición del gabinete pero no ha cedido, por lo menos según lo que ha anunciado, al chantaje velado que pretenden imponer congresistas que solamente representan los oscuros intereses de empresarios dedicados a la enseñanza universitaria de dudosa y mala calidad. Ese es el fondo y el origen del voto de censura contra el gabinete Cateriano.

No se necesita ser un analista político para reclamar que en los actuales momentos se debió priorizar la atención de la salud de 33 millones de peruanos que vivimos uno de los peores momentos de nuestra historia. Al frente del ministerio de Salud está la doctora Pilar Mazzetti, a quien se le reconoce su calidad humana, profesional, y experiencia para dirigir la lucha contra la pandemia. Acaba de reemplazar a Víctor Zamora, y está tomando las riendas de un ministerio que es el actor decisivo en estos momentos.

El resultado de la votación fue de 37 votos a favor, 54 votos en contra y 34 abstenciones. Como bien se ha dicho, no se trata de la defensa a Cateriano, sino de una circunstancia que exige garantizar la gobernabilidad del país. Se preveía que el grupo de UPP, Frente Amplio, Frepap votarían en contra del gabinete. Hasta se hubiera esperado de Fuerza Popular, que finalmente sorprendió apoyando conceder voto de confianza al gabinete. Podemos Perú que es la bancada que desde el exterior dirige José Luna Gálvez, el dueño de Telesup (universidad que se hizo famosa porque su local tenía una falsa fachada) votó en bloque y en contra del gabinete. Acción Popular, partido como está, sin ideología ni credo político, se repartió entre votos a favor, en contra y abstenciones. Alianza Para el Progreso es el otro partido que votó contra el Perú, disciplinadamente y en bloque, al elegir la abstención.

La confianza requería 66 votos a favor, que se pudieron conseguir con los 12 congresistas de Acción Popular y los 22 de Alianza Para el Progreso que eligieron abstenerse.

Aunque los congresistas se han llenado la boca llamándose representantes del pueblo, y hablando del dolor y de las carencias, su decisión implica inestabilidad, y un enorme obstáculo en la lucha contra la pandemia Covid-19. Una vez más han demostrado que su presencia en el Congreso es para cuidar sus intereses partidarios, económicos, y personales, sin que importe el daño que se ocasiona a los peruanos. Los peruanos y las peruanas no deben olvidarlos.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario