Limpiar Contrataciones de la Corrupción

El Ministerio de Economía y Finanzas ha anunciado que presentará un proyecto de ley para tratar de mejorar el marco legal de las contrataciones públicas.

Entre otras medidas, se evalúa incorporar modificaciones para mejorar la calidad del gasto estatal. ¿A qué se refieren? Pues que el hecho de ejecutar, gastar o invertir el presupuesto, según la partida sea de gastos corrientes o para proyectos de inversión, no garantiza necesariamente la calidad del gasto. Y a que la corrupción sigue haciendo de las suyas.

Ha ocurrido por ejemplo con los miles de soles que el gobierno nacional entregó a las municipalidades para la adquisición de los alimentos destinados a las canastas que se entregaron con motivo de la pandemia.

Se impuso un plazo para que las municipalidades cumplieran con adquirir los productos de primera necesidad, y con distribuirlos entre las familias menos favorecidas económicamente. Sin embargo, conforme ha detectado la Contraloría General de la República, las municipalidades incurrieron en adquisiciones cuestionables por diversos motivos: compraron alimentos sin registro sanitario, productos de dudosa calidad, hubo compras sobrevaluadas en el precio. Pese a todo ello, la mayoría de municipalidades "cumplió" con gastar el dinero que se les entregó.

Apoyados en el marco legal por la pandemia, las municipalidades hicieron contrataciones hasta con órdenes de compra, sin procesos de selección, supuestamente para atender la emergencia. Lamentablemente todo ello ha apoyado las prácticas corruptas tan arraigadas en las municipalidades, cuyos proveedores "favoritos" resultan siendo todoterreno, capaces de vender diversidad de productos, pese a carecer hasta de local comercial con licencia, o pese a que recién se inscribieron en Sunat.

La reforma que propone el MEF se sustenta en que el actual marco legal de contrataciones públicas, a pesar de todos los candados que tiene, ha reportado mucha corrupción, tal cual ha reconocido la ministra de Economía.

Cómo no, si para simular variedad de postores se recurre a miniclubes de la construcción, como de otras materias, para hacer pasar como si hubiera muchos postulantes, cuando ya todo está arreglado. Los procesos de selección llegan con montos ya inflados desde el expediente técnico, con la suma que irá a los bolsillos de los que deberían ser los servidores públicos y gobernantes garantes de custodiar los intereses del Estado.

Y cuando uno del club gana la buena pro, no hay garantía ni de la idoneidad del postor. Como el postor ganador está confabulado con la entidad estatal, ningún incumplimiento, falta o deficiencia en la obra será denunciado. La corrupción crece y vive a costa del ciudadano. Tal cual ha dicho la ministra Antonieta Alva, es necesario, mejorar el sistema porque los candados han fracasado debido a los corruptos y sus mafiosas prácticas.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario