Regional  |  

Gerente Regional de Educación Señala Que No Hay Horario Rígido Para Clases Virtuales

AGP es encargada de corregir y mejorar condiciones a favor de alumnos

Oster Paredes

La preocupación de los padres de familia de la IE “José Andrés Rázuri” respecto del horario rígido planteado por los directivos de su institución para el desarrollo de clases virtuales llegó a instancias del Gobierno Regional La Libertad, desde donde se está ofreciendo una solución que beneficie a los estudiantes, máximo objetivo del sistema educativo.

Se debe resaltar que aunque el caso ha trascendido por la preocupación pública que han expresado los padres de familia del colegio Rázuri, los problemas se presentan en la mayoría de las instituciones educativas de los diferentes niveles. Es por ello importante que directivos, docentes, padres de familia y los propios escolares tomen conocimiento de las recomendaciones que está haciendo el gerente regional de Educación.

Ayer, padres de familia preocupados por la supuesta permanencia del horario rígido impuesto por los directivos, encabezados por el director Willy Cueva Valverde, volvieron a expresar su malestar a este medio.

Últimas Noticias trasladó la inquietud de los padres al gerente regional de Educación de La Libertad, profesor Oster Waldimer Paredes Fernández, quien envió un mensaje de tranquilidad a la comunidad educativa del JAR.

“Ya derivé al Área de Gestión Pedagógica de la gerencia regional para que tome las acciones administrativas correspondientes, de tal manera que esto no se esté dando. Yo me enteré hoy, y he corrido traslado inmediatamente al AGP para que se tenga que corregir. La gerencia va a trasladar una comunicación a la Ugel-Pacasmayo, y esta deberá hacerlo a la institución educativa”, dijo el máximo funcionario del sector en la región.

Añadió que no será nada nuevo lo que se recuerde a la Ugel y a la IE, pues las normas están dadas y deben acatarse.

“Como se ha venido diciendo, y en la norma está, para la estrategia Aprendo en Casa, bien claro está. No hay ningún horario rígido. La estrategia señala que los contenidos son colgados en la Internet, para los que tienen internet; y lanzados en la televisión y también por radio. Entonces el alumno, en el horario autónomo que dispone en casa, elige cómo seguirlo. Claro está que en televisión y en radio hay un horario de emisión y debe seguirse. Y luego, atendiendo su horario en casa, desarrolla las tareas que se han planteado para la semana”.

Aseguró que el caso del JAR está en atención. “Nosotros estamos atendiendo, es nuestra responsabilidad. Sin embargo, sí se tiene que entender que para el monitoreo de los estudiantes, en algunos casos por la cantidad que son, sí se están estableciendo horarios, pero estos deben ser convenidos previamente entre docentes y alumnos. Debe entenderse que el docente tampoco tiene todo el día para que lo estén llamando. Sí se establecen horarios de monitoreo, pero es algo diferente. Es para monitorear cada actividad. Cuánto han avanzado, qué les falta, qué es lo que no comprenden, para que en base a ello el docente programe algunas actividades de reforzamiento, complementarias a la estrategia Aprendo en Casa”.

El funcionario regional formuló un llamado a ser comprensivos pero también y colaborativos para sobrellevar un proceso educativo con características especiales.

“Aquí hay que tener presente que también se debe considerar que no se puede llamar al docente a cualquier hora, que no corresponda, 10 de la noche, 11 de la noche, o a las 6 de la mañana. Tener en cuenta que los docentes en colegios grandes no tienen un aula, tienen 4, 5 o 6 aulas, y se debe atender a todos. Pero para ello son los horarios de monitoreo, pero siempre previa coordinación con los estudiantes. Como hemos visto, esta pandemia es una situación sui generis, nadie lo esperaba. A todo el mundo nos ha cogido con situaciones que no pensábamos que se iban a dar. Los docentes hemos asumido el reto, los estudiantes han asumido el reto, los padres han asumido el reto, es una situación incómoda para muchos. Ahora, los padres no esperaban que los estudiantes trabajen desde casa. Todo hace que la estrategia sea especial. Seguramente va a haber dificultades, tal vez hasta conflictos, pero la idea es tratar de lograr consensos y avanzar”.

Remarcó que no se puede establecer horarios rígidos y que el caso JAR se tendrá que revisar, corregir y mejorar, en favor de los alumnos.

“La estrategia, en cuanto a horarios, no plantea horarios rígidos. No hay eso de que de tal a tal hora vas a trabajar. No hay horarios rígidos. Por eso ya el Área de Gestión Pedagógica, que es la que corresponde, tomará medidas para llegar hasta la institución educativa y plantear las estrategias para, primero evaluar las estrategias cómo las están planteando, y luego establecer las mejoras para que no se perjudiquen ni los estudiantes ni los profesores, y salir adelante”, concluyó Paredes Fernández, en entrevista con Últimas Noticias.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario