San Pedro de Lloc  |  

Horario de Clases Rígido Genera Protestas de Padres en IE "José Andrés Rázuri"

Aprendo En Casa By Gobpe

Aprendo en Casa, foto del Minedu



Varias dificultades está atravesando la comunidad educativa de la IE “José Andrés Rázuri” debido a la implementación de un horario de clases virtuales que no ha contemplado las especiales circunstancias que vive la población en general, afectando el desempeño tanto de estudiantes como docentes.

Un claro ejemplo de la cuestionable medida de la dirección del plantel ha sido la queja formulada por los padres de familia del quinto año de secundaria sección D, que preside el ciudadano Guillermo Rafael Sattui Ortega.

El aula en su conjunto se pronunció ante la dirección por el problema que ha provocado la imposición del horario de estudio establecido de lunes a viernes de 8.00 a.m. a 10.45 a.m.

Los padres de familia del aula, compuesta por 22 estudiantes, han vivido estos primeros meses de enseñanza virtual, momentos complicados que en lugar de superarse se han agravado con la imposición del horario rígido que más se asemeja a una educación presencial.

Los padres no reclaman por las tres horas de clases al día; sino por las circunstancias conexas, que sumado a las limitaciones tecnológicas y de conectividad, empeoran el panorama.

LA POSICIÓN DE LOS PADRES

En el escrito emitido por los padres de familia, se advierte que la dirección del plantel convocó a reunión virtual a los padres para comunicar la aplicación del horario, cuya rigidez ha sido cuestionada. En la reunión los padres expresaron su rechazo a ese horario y sustentaron las razones, pero no se les atendió.

La conectividad en un serio problema no solo para los alumnos que residen en zonas alejadas, incluso para los que viven en la ciudad porque no disponen del servicio de internet. No son pocos los alumnos que carecen del servicio.

Las familias en general están atravesando una situación económica difícil y es un número considerable de padres los que no tienen planes de datos de post pago, sino que deben salir y buscar donde hacer una recarga. No siempre hay esa facilidad. Debe tenerse en cuenta que incluso los servicios de la aplicación Whatsapp, que es “gratuita”, requiere siempre que el celular tenga crédito para enviar y recibir imágenes, videos y audios, que es el mayor tráfico de datos utilizado en las clases virtuales.

En otro extremo de las carencias, se tiene que si bien es cierto casi la mayoría de los hogares cuenta con celulares, no en todas las familias hay un celular para los padres y los hijos. Los padres, generalmente utilizan sus teléfonos en sus horas de trabajo y los hijos pueden acceder a ellos en los momentos libres de los jefes de hogar.

Si el movimiento laboral se realiza mayormente en las mañanas, cómo se pretende que los alumnos tengan el equipo de sus padres en esas horas.

Otros casos son los de los hogares donde no se tiene un teléfono con aplicaciones multimedia o redes sociales, es decir se tiene un “chanchito” y en el peor de los casos no hay celular.

Otro componente no contemplado de este horario rígido que genera problemas es la imposibilidad de muchos alumnos que trabajan para ayudar en el sostenimiento del hogar. La pandemia ha obligado a muchos hogares a recurrir incluso a la mano de obra de los niños y jóvenes de casa que ante un horario rígido como el planteado por la dirección del JAR, provoca complicaciones en estas familias.

En el caso de los estudiantes de nuestras localidades, muchos jóvenes e incluso niños, trabajan en el campo, en labores agrícolas, otros en actividades comerciales.

La variedad de problemas que enfrenta la sociedad en medio de la pandemia, hace inviable un horario rígido como el impuesto por la dirección del plantel y los padres lo han descrito claramente. En este sentido no han dejado de lado el gran impacto socioemocional en muchos hogares de los escolares donde el Covid-19 ha entrado.

Padres, tíos, hermanos, abuelos, un familiar dentro de casa con la enfermedad en grado leve a grave, incluso con finales fatales, están mermando la predisposición de los alumnos a seguir las clases virtuales de la mejor manera.

La ventaja de la educación virtual es que se debe adaptar a las necesidades del alumno, como por ejemplo adecuarse a su disposición de tiempo o de tecnología, pero esto no ocurre.

El documento de los padres de familia del Quinto D ha sido concluyente y consecuente con lo expresado en la reunión virtual con la directiva del plantel, “hemos decidido rechazar el nuevo horario establecido”.

LOS DOCENTES TAMPOCO ESTÁN PASÁNDOLA BIEN

Pero este no es todo el panorama dentro de la comunidad educativa del JAR. Lo docentes también tienen algunas objeciones que han sido expuestas en reuniones internas.

En esta nueva experiencia de la educación virtual, pese a que hay un horario rígido, poco a poco los docentes han tenido que ir acostumbrándose a un horario de trabajo de casi 24 horas, disponibles para el alumno. Las consultas y envíos de trabajos no tienen hora.

Pero al parecer la mayor dificultad que han encontrado es la preparación de informes semanales que deben entregar al coordinador pedagógico de la IE.

La situación atípica que se vive, con tiempos difícilmente programables hizo que los docentes propongan la formulación de sus informes oralizados semanalmente en las reuniones colegiadas que tienen, y cumplir con la norma mensualmente con el informe escrito correspondiente. Esto no fue acogido por los directivos y finalmente se insistió que se presente semanalmente por escrito.

El malestar docente es general, según se ha podido conocer por algunos de ellos, sin embargo no se ha materializado aún en un reclamo formal.

LOS ESTUDIANTES OPINAN

Algo que no se ha valorado en medio de todo este panorama que vive la comunidad educativa de la IE José Andrés Rázuri, ha sido la opinión de los estudiantes.

Últimas Noticias buscó sus apreciaciones respecto de la situación. La palabra que saltó inmediatamente en sus expresiones fue empatía. Consideran que no todos los alumnos tienen las mismas posibilidades para acceder a los medios tecnológicos. Esta es una realidad que ellos conocen bien.

Han admitido que no es fácil tener el celular de los padres disponibles durante todas las mañanas. Los que tienen la facilidad de poseer un móvil, no la tienen del todo fácil. Deben ver la posibilidad de cubrir la necesidad con costos que ahora en medio de la pandemia, son sensibles por mínimos que sean.

Reconocen que el proceso de la educación virtual tiene sus dificultades pero consideran que pueden superarse con un poco esfuerzo.

La exigencia de un horario rígido no ha sido bien visto, precisamente en función de la dificultad de algunos alumnos. Los estudiantes que pueden acceder con esfuerzo a la virtualidad de la enseñanza son más solidarios con sus compañeros que no tienen esas facilidades.

La opinión respecto del horario rígido no es positiva. Consideran que es importante tener sesiones “de aula” en plataformas virtuales con sus docentes, pero estas deben ser realizadas incluyendo a todos.

En tanta dificultad hallada, ¿existe una propuesta que pueda ser útil? Los estudiantes consultados señalan que una buena organización de la asignación de tareas y la recepción de las mismas es fundamental.

También consideran que debería proponerse la disposición de la mayor carga de conexión para las clases en las tardes, cuando la mayoría miembros de la familia está en casa. Una opinión que puede ser revisada.

SIN PALABRAS

Últimas Noticias intentó tener una entrevista telefónica con los directivos, respecto de la situación que ha generado la protesta de padres de familia. Nos comunicamos con el directivo Miguel Becerra. Mediante SMS se excusó de responder señalando que, “la persona autorizada para atenderlo es el director de nuestra institución, le agradeceré comunicarse con él, gracias de todas maneras”. Intentamos comunicarnos con el director Willy Raúl Cueva Valverde, sin embargo no respondió.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario