Mercados Saludables

Las malas condiciones de la mayoría de los mercados del Valle Jequetepeque son evidentes no solo a los ojos de los vecinos; sino que los resultados son peores si se hace una revisión en base a las normas vigentes de Digesa.

Falta limpieza en las instalaciones, y son comunes las plagas de moscas y la presencia de roedores. Además se ha ido permitiendo el asentamiento desordenado de comerciantes en las puertas de los mercados, en los pasadizos, y en las calles alrededor, agravando las condiciones de insalubridad.

A todo ello se suman las llamadas "ferias comerciales" que ocupan varias calles en los diferentes distritos del valle por lo menos un día de la semana, y los fines de semana.

La crisis sanitaria que se vive actualmente obliga a que los gobiernos municipales ya estén ejecutando las decisiones que se hayan adoptado respecto a los mercados, considerados focos infecciosos que deben ser intervenidos. Ojo que estamos viviendo el día 96 del estado de emergencia. En este momento se deben estar ejecutando inversiones debidamente justificadas, técnica y legalmente, para sacar adelante proyectos duraderos.

Los mercados se tienen que convertir en espacios limpios, ordenados, amplios, ventilados, con agua potable a disposición, con lavamanos y desinfectantes permanentes, con baños limpios, con vendedores que usan su mandil y demás implementos que disponen las normas.

Los usuarios tienen que aprender a exigir que estas normas se cumplan; así como colaborar con el orden y la limpieza.

Recuerden que el nuevo coronavirus ha llegado para quedarse por lo que es necesario garantizar salubridad y orden en nuestros mercados.

Por lo mismo tampoco se puede alentar al retorno de los comerciantes a las calles. Mientras el comercio ocupa estadios o coliseos, con la debida justificación por la emergencia, los gobiernos locales tienen que garantizar su nueva y próxima ubicación en instalaciones apropiadas para el comercio y usuarios.

Si antes se ha burlado las normas de Digesa, hoy esa irresponsabilidad sería criminal. Es responsabilidad de los gobiernos locales garantizar salubridad de los mercados.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario