Exigimos Gobiernos Honestos

Los corruptos están de fiesta. La pandemia del nuevo coronavirus ha sido para esos infelices, la puerta que estaban esperando para hacer de las suyas. Es el caso de algunos alcaldes -no son pocos pero aún se desconoce el número exacto- que coludidos con funcionarios de su municipalidad y utilizando hasta a familiares para encubrirse han hecho de la inversión pública un festín propio de delincuentes. Algunos de los primeros hallazgos es que beneficiaron a funcionarios públicos con canastas de alimentos, compraron alimentos de la peor calidad, sobrevaloraron precios.

El Contralor General de la República Nelson Shack Yalta ya lo advirtió y ha dispuesto profundizar las acciones de control para tratar de contener a estos sujetos que sin importarles la desgracia que se vive, aprovechan para saquear las arcas del Estado.

No solamente son las compras de alimentos y los bonos de auxilio para aliviar la crisis que castiga a miles de familias en nuestro país, sino también el festín con las obras aprovechando de la flexibilidad en el control por la restricción y/o suspensión del trabajo de algunos auditores por las medidas excepcionales que se dictaron.

Es hora de que funcionarios honestos, la prensa independiente y los miles de ciudadanos y ciudadanas desenmascaren a estos malos gobernantes que en el ejercicio de la función que se les ha confiado, aprovechan de cualquier resquicio para llenarse los bolsillos, permitiendo hasta la intervención de parientes, hijos, parejas, hermanos, en el gobierno de las ciudades. Tienen hasta sus propias bandas con proveedores y contratistas.

No permitamos que esos y esas delincuentes se sigan burlando. Que la lucha contra la corrupción sea de todos y no paremos hasta obtener resultados efectivos.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario