Responsabilidad De Todos

De todos y todas -gobernantes y gobernados- depende frenar la expansión de la pandemia del Coronavirus que tanto dolor y muerte sigue causando en alrededor de 180 países del mundo.

Lamentablemente hay deficiencias. De un lado, parte de la población no toma con seriedad el momento que vivimos y faltan a las medidas de aislamiento social y de protección que se deberían seguir. Las recomendaciones de los gobiernos y de las autoridades de Salud son desacatadas. Hay quienes llegan al extremo de agredir a quienes intervienen por llamarles la atención reclamando el uso obligatorio de la mascarilla y guardar el distanciamiento.

Hemos visto mercados y centros comerciales, buses y micros repletos de gente desafiando a la pandemia y a las autoridades. Esto eleva exponencialmente el número de infestados agravando aún más la falencia que aqueja a nuestros hospitales. Y este no es un problema exclusivo de Perú, pues afecta a los países de mayor solidez económica. La pandemia ha hecho caer todas las realidades.

Se ha tenido que ordenar el cierre de mercados y disponer restricciones en el transporte.

Eso de un lado. Del otro extremo, las deficiencias para manejar una crisis que no se preveía y se presenta con singular severidad. Los gobernantes necesitan tomar decisiones técnicas, basadas en el bienestar común, sin estar mirando la conveniencia política, ni agachando la cabeza por el partido. Tienen que tomar decisiones convocando a profesionales y organizaciones de la sociedad civil, escuchando a los propios ciudadanos, para llegar, no al consenso, sino a la mejor decisión para todos los gobernados. Aún nos falta recorrer mucho camino para encontrar un poco de tranquilidad.

Reflexionemos y enmendemos rumbo. La crisis recién está comenzando en esta parte del país.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario