Tragedia Que Nos Desnuda


La emergencia que vivimos por la presencia del Covid 19 ha resaltado las falencias y debilidad de nuestros sistemas de salud en general. Ni siquiera las clínicas privadas calificadas como las más exclusivas, en Lima, disponen de los equipos necesarios. Se constata lo importante que es que el Estado garantice servicios de salud, para todos. Lamentablemente en los noventa, con la apertura a la globalización, se permitió la incursión de poderosos grupos que han hecho riqueza con la salud y con la educación, gracias a las ventajosas “facilidades” estatales que siguen vigentes.

De poco sirve la declaratoria hecha por el Gobierno de universalización de la salud cuando los establecimientos de salud carecen de hasta lo indispensable. Centros de salud y hospitales que de tales solamente tienen el nombre, pues parecen depósitos de materiales en desuso. Camas, sábanas y equipos en mal estado; equipos de rayos X, tomografías,y otros tipos antiguos, en mal estado o en condición de inservibles.

La condición del propio personal del sector salud es precaria. Hay reclamos por los contratos CAS con los que se les mantiene a una gran mayoría; además trabajan en duras condiciones especialmente en provincias y regiones alejadas. Esta es una dura y vergonzosa realidad que la vivimos desde hace años. Para superarla se requiere de presupuestos millonarios. Es imperdonable que los años de crecimiento económico que ha experimentado el Perú, no se vean reflejados en el sector salud. Una gran parte de la responsabilidad está en la corrupción que no solo se roba dinero, como se puede ver hoy, se roba sobre todo la vida de los ciudadanos.

Se tienen que adoptar medidas para erradicar de raíz estos males. Lo primero debería ser la lucha contra la corrupción, que ya se ha visto se agudiza, o empeora, en momentos de crisis, aprovechando las dificultades para ejercer el control. Pero también necesitamos un cambio en los peruanos, dejar de ser permisivos con la corrupción.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario