Una Obra Incierta


Cinco años después, los pobladores del centro poblado Semán y sus anexos siguen esperando se haga realidad el proyecto de agua y desagüe que se inició en 20l5, primer año- del gobierno del ahora exalcalde de Guadalupe, Wander Mora Costilla. El burgomaestre dejó de lado todo lo avanzado en la gestión de su antecesora, Lourdes Plasencia Zapata. Apostó en ejecutar la obra por administración directa bajo la premisa de que el presupuesto asignado por el Gobierno Regional La Libertad estaba sobrevalorado y con la expectativa de que la suma prevista no solamente alcanzaría para incorporar en la obra a varios sectores de Semán que protestaban porque no fueron considerados para contar con esos servicios básicos a los cuales tenían justo derecho.

La teoría del empresario y otrora exitoso exalcalde era que el presupuesto superior a los 6 millones de soles le alcanzaría no solamente para dar agua y alcantarillado al centro poblado de Semán, sino que alcanzaba para pavimentar las calles que quedarían en mal estado por la excavación de zanjas. Transcurrido el periodo de gobierno -el último de su historial político y corriendo con los colores de APP-,Wander Mora no concluyó la obra y los habitantes de Semán y anexos están esperanzados a su suerte y a esperar que la administración de Benjamín Banda Abanto, sea capaz de coronar los sueños de una comunidad que tiene pleno derecho a tener mejor calidad de vida. Esos dos servicios, hasta ahora frustrados, son esenciales para el objetivo trazado.

Es comprensible la preocupación de la alcaldesa del CP Semán, señora Luz Ríos, quien no ha desmayado en ejercer control sobre la obra en todo este tiempo. Tenía la esperanza que con el gobierno de Banda Abanto sus angustias teminarían. No ha sido así. La alcaldesa recuerda -ahora con mayor indignación- que en junio del año pasado, la nueva administración municipal les ofreció que el 20 de diciembre 2019 se entregaría la obra. También fue una promesa. Lo peor es que ya no sabe a quién acudir. Da la impresión de que para todos parece un tema cerrado. No es así. No es posible que se invierta más de 5 millones de soles para nada.

Corresponde que las actuales autoridades municipales asuman la responsabilidad, den la cara y le digan a la comunidad la verdad de esta enojosa y descomunal barbaridad. Debe hablarse claramente. El alcalde Benjamín Banda postuló sabiendo el problema que heredaría, y un año ha sido tiempo más que suficiente para concluir una obra que está avanzada en más del 90%.

Los moradores y las autoridades de Semán no deben seguir siendo maltratados. Basta ya de abusos y de seguir soportando la indiferencia de quienes tienen un cargo porque la ciudadanía les ha confiado la enorme responsabilidad de administrar sus recursos. Debe establecerse la responsabilidad que le toca asumir a cada gobierno teniendo en cuenta que se trata de dineros públicos que se ha entregado a los responsables de gobiernos locales con el compromiso de solucionar los problemas de pueblos que han vivido en el olvido.

Los problemas al parecer no se terminarán ya que como ha revelado la alcaldesa Ríos, el tanque con el que disponen no se abastece para atender a todos los usuarios del servicio. La obra se tiene que terminar y debe servir a los fines para los cuales fue proyectada, sobre todo con una inversión tan alta. Basta ya de seguir maltratando a los ciudadanos; y a los representantes del centro poblado de Semán, quienes están sirviendo ad honorem.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario