La Amenaza del Coronavirus

El mundo entero enfrenta una grave situación que amenaza no solo a la población, sino que pone en riesgo la economía mundial. Oficialmente, el coronavirus se inició en China. Ya tiene en su haber más de mil personas fallecidas, solamente en ese país. Sin embargo, la cifra sería muy superior, pero se estarían ocultando para impedir cunda el pánico. Se teme por nuevos casos que se han presentado en otras partes del mundo debido a que la epidemia se extiende.

En Ginebra están reunidos alrededor de 400 científicos de diferentes naciones tratando de encontrar una fórmula para combatir la enfermedad. Se ha adelantado que la posibilidad de hallar una vacuna todavía está lejana y se estima que podría demorar año y medio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de su jefe, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha dicho en Ginebra que con el mayor número de casos detectados en China, el coronavirus es una verdadera emergencia para ese país, “pero es también una amenaza muy grave para el resto del mundo”. Ha hecho una invocación a todos los científicos del mundo para compartir información en muestra de solidaridad y decisión para frenar el avance de la epidemia que ya registra más de 400 casos de infección confirmados en unos 30 países y territorios extranjeros

Para facilitar su pronunciación, y por otras razones, al coronavirus se la ha dado el nombre de “Covid -19”. A fin de tener una idea del impacto que ha despertado el Covid-19, hay que mencionar que numerosos países han esmerado las medidas preventivas y de control del ingreso de viajeros procedentes de China y países del área. Se ha prohibido el avance de varios cruceros que transportan, cada uno, a alrededor 2 mil personas cada uno.

Es necesaria la colaboración de la población en la etapa preventiva. Las autoridades de Salud han recomendado lavarse las manos de forma frecuente con agua y jabón, por un mínimo de 20 segundos; cubrirse la nariz y boca con el antebrazo o pañuelo desechable al momento de estornudar o toser; evitar tocar los ojos, nariz o boca sin haberse lavado las manos; obviar el contacto directo con personas que tengan síntomas respiratorios; usar mascarilla, pues disminuye la capacidad de transmitir una infección.

Si se presentan síntomas como fiebre, escalofríos, tos, estornudos, dolor de garganta, malestar intenso, respiración rápida o sensación de falta de aire, la recomendación es acudir a un establecimiento de salud. Evite automedicarse.

Así como cumplir con estas medidas es cuidar la salud en general, es importante discriminar el consumo de información. No hace bien distribuir información falsa que circula en Wasap y en Facebook respecto a supuestas curas naturales, o supuestos alimentos dañinos. Las personas tienen que estar alertadas que mucha información falsa circula en los medios y no deben contribuir a distribuirla porque solo crea confusión y pánico.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario