Una Perla: Feria de Trabajos en JUJ

La situación de crisis que afecta a la Junta de Usuarios del Sector Hidráulico Jequetepeque - Clase "A" no ha sido superada totalmente con las medidas dispuestas por las autoridades pertinentes del sector de aguas. La destitución de la junta directiva que presidió el ingeniero Hugo Quilcate Sánchez y que luego continuó, hasta su destitución, la señora Isolina Vásquez viuda de Valle, fue solo un paso de lo que debe ser un proceso de reorganización total de esa institución tan venida a menos desde la primera gestión del mencionado directivo.

Afortunadamente, las cosas comenzaron a cambiar con la implementación de los cambios que preveía la ley que creó la Autoridad Nacional del Agua y de sus filiales. El cambio determinó la presencia de nuevos funcionarios acabando con lo que parecía ser una red mafiosa que estableció conexiones en distintos niveles que pasaron por alto las graves irregularidades que ya se habían detectado. Y de lo cual aún está por verse resultados en el Ministerio Público, primero que tiene la obligación de investigar; y en el Poder Judicial posteriormente.

Desde el proceso electoral celebrado con la nueva ley que rige a las organizaciones de usuarios de agua, ya se escuchaban voces sobre confabulaciones y favores para hacerse del poder. Lamentablemente la Junta Jequetepeque fue manejada al antojo y conveniencia de malos directivos, y en ese afán de buscar el provecho particular, se incurrió en abusos, excesos y hasta presuntos delitos, como ha revelado la Autoridad del Agua en su momento y de lo que se espera resultados.

Uno de los aspectos notorios del mal manejo y abuso del poder es que la Junta se convirtió en la feria de trabajo en la que se compraba adhesiones o contratos a favor de hijos y/ familiares de algunos directivos. Hasta el presidente de una comisión de usuarios consiguió trabajo remunerado por la Junta de Usuarios, conforme ha revelado recientemente la presidenta del consejo directivo transitorio, Rosa López Bacón.

Las autoridades del sector han hecho conocer algunas irregularidades. Pero no es suficiente. Los casos detectados tienen que ser llevados a la Justicia, y seguidos de cerca por el procurador y abogados del Ministerio de Agricultura, para que se sancione a todos los responsables del daño económico y administrativo que se ha perpetrado en la Junta, contra todos los que se aprovecharon y obtuvieron beneficio directamente; y contra los que por conveniencia prefirieron ignorar los hechos y mantuvieron silencio.

El actual Consejo Transitorio a cargo de los destinos de la Junta de usuarios y la ANA tienen que cumplir con el mandato moral y funcional de limpiar la Junta de Usuarios Jequetepeque y de dar a conocer periódicamente los avances, así como de garantizar que ningún hecho quede impune. Así como no se debe volver a “perderse” importante documentación contable, como ocurrió en el pasado, y que puede ser el fundamento para llevar ante los tribunales de Justicia a los presuntos responsables. Los que apoyaron estas prácticas corruptas, deben ser sancionados.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario