Regional  |  

Pimentel Es Un Balneario Similar a Pacasmayo, Pero Con Otro Nivel Turístico

Muelle Pimentel

El balneario de Pimentel es un lugar a comparar con Pacasmayo por sus condiciones de similitud, pero lamentablemente Pacasmayo termina perdiendo. El rumbo que tenía el distrito de Pacasmayo en el sector turismo ha hecho una vergonzosa curva descendente en menos de 12 meses.

La realidad de Pacasmayo es harto conocida por lo que en esta nota describiremos solo unos cuantos aspectos que Últimas Noticias pudo recoger del distrito de Pimentel, en la provincia de Chiclayo.

La parte principal de su malecón tiene 500 metros lineales. Luce sin desperdicios en su superficie, incluso en fin de semana, y en horas de la mañana, tarde y noche. Papeleras de madera, enfundadas en bolsas plásticas, eran vaciadas de residuos por el servicio municipal de manera constante. El comercio de artesanías no se encuentra sino en el extremo sur del malecón. El orden que se puede ver, permite el tránsito tranquilo del visitante.

Cada comerciante paga a la municipalidad S/ 150 por mes, lo hace de manera formal, con autorización municipal y comprobante de pago. Ellos están instalados del barandal hacia la playa. Están ubicados literalmente en la arena y la Marina no realiza ningún cobro por ello. Además se permite la instalación de pequeños toldos blancos, en los que se vende ropas de baño y polos. Estos pagan igual y en toda la extensión de la playa, que excede el malecón, solo hay 10 instalados. No se permite ni uno más. Pagan igual que los artesanos.

No se puede decir que no existe venta ambulatoria de helados y churros, pero están siempre manteniéndolos a control fuera de la zona de la playa y del malecón. Lo que no se ve es la venta de comidas en carritos ni mesas asentadas en la playa o en el malecón. Esto se hace solo en los restaurantes del entorno del malecón.

La sombrillas, que se ven en toda la extensión de la playa, son ofrecidas por comerciantes empadronados por la municipalidad, en los espacios que la autoridad les autoriza. Cada comerciante solo tiene derecho a instalar 10 sombrillas y 20 sillas, al mismo tiempo. Cada comerciante debe acreditar tener una familia a su cargo para trabajar en ese negocio. Sí es cierto que hay vínculos familiares entre algunos “sombrilleros”, pero se verifica que cada uno tenga realmente una familia que mantener. En la playa existen aproximadamente 100 sombrilleros y sus sillas solo son ubicadas cuando lo requiere un usuarios, y solo pueden ubicarse en una fila entre la línea de la marea y el malecón. Cada comerciante paga a la municipalidad S/ 150 por mes por las 10 sombrillas.

El servicio municipal de recojo de basura es constante. Es difícil hallar bolsas, basura, o desperdicios en la arena. Trabajan en cuadrillas que cubren desde las 7 de la mañana hasta las 7 de la noche.

El muelle, reconstruído y en uso del turismo, complementa un panorama muy atractivo para vecinos y visitantes.

Pimentel y Pacasmayo en el 2019 tuvieron un manejo presupuestal similar, aproximadamente de 20 millones de soles.

Pacasmayo cuenta con un Malecón más angosto y menos extenso, lo que en teoría, facilitaría ordenarlo, siempre que hubiera interés en las autoridades municipales, policiales, de la Marina y del propio Ministerio de Cultura.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario