Muelle a Su Suerte


La suerte de nuestro muelle preocupa. Los pacasmayinos somos conscientes de la precariedad de la centenaria infraestructura que tanto aportó al crecimiento económico y a empoderar el nombre de Pacasmayo en el mundo.

Pacasmayo fue -y es- un importante punto desde el cual se impulsó no solamente el desarrollo de nuestro Valle, sino de la región La Libertad en su conjunto. Las excepcionales condiciones de nuestra bahía contribuyeron a consolidar la importancia del puerto de Pacasmayo. Teníamos la sede de importantes firmas comerciales extranjeras por las ventajas que tenemos ubicados como punto de irradiación equidistante al norte, sur y este de la región norte.

Pacasmayo tiene una creciente relación con Cajamarca y podría ser punto de impulso del desarrollo a ciudades del oriente, claves para el desarrollo macrorregional, pero esto está supeditado a que las inversiones se programen con criterio técnico, dejando de lado el centralismo trujillano. Desgraciadamente, ese chauvinismo siempre ha prevalecido y ha devenido en causa de nuestra postergación alentando una corriente para pedir nuestra separación de La Libertad, y anexión a Cajamarca,

La privilegiada ubicación de Pacasmayo, y sus posibilidades de desarrollo, nunca han sido reconocidas por el poder político que gobierna desde Trujillo que solo tiene ojos para el Puerto de Salaverry y el proyecto Chavimochic; desconociendo y postergando inversiones decisivas para la provincia y el distrito de Pacasmayo.

La historia y los estudios de profesionales extranjeros avalan que la bahía de Pacasmayo es destacada opción para la construcción de un nuevo y moderno muelle.

El sentimiento que tenemos por nuestro viejo muelle no es un mero sentimiento de añoranza por el pasado de lo que fue y ya no es. El muelle es un monumento a quienes en el pasado apostaron por Pacasmayo y a quienes apostaron por el desarrollo y alcanzar a ser lo que ahora somos. Pero podemos aportar mucho más para el desarrollo nacional. Somos como un león dormido. Y por ello no debemos olvidar nuestro emblemático muelle por cuya suerte todos debemos comprometernos con las acciones que estén a nuestro alcance. Es incomprensible que se permita a malos usuarios atentar contra la seguridad de lo queda de nuestro muelle. Las autoridades de la Marina de Guerra del Perú, a través del Puesto de Control, y de la Municipalidad Distrital de Pacasmayo tienen que cumplir con sus funciones a cabalidad.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario