Guadalupe  |  

Guadalupe: Municipalidad se Apura y Asegura que Pagarán Primera Valorización, Pero Sin Reintegros

Banda Primera Pieda Limoncarro Foto Mdg



Lo dijimos bien claro, en nuestra edición del 1 de octubre, que la obra de saneamiento en el centro poblado Limoncarro parecía protegida por múltiples penalidades consignadas en el contrato, pero que todo dependería de la supervisión que se realice. El contrato se firmó el 9 de setiembre, ahora seis semanas después, la obra está paralizada, hay reclamos -vía carta notarial- del constructor exigiendo el pago de la primera valorización y con amenaza de rescindir contrato; y ayer se movilizaron los trabajadores de construcción civil reclamando que la Municipalidad Distrital de Guadalupe pague.

Luis Montoya Sánchez, dirigente de los obreros, dijo que las obras están paralizadas y así seguirán porque el Consorcio Guadalupe (Vitou Contratistas Generales SAC y JCC Ingenieros Contratistas EIRL) no les paga debido a que la Municipalidad Distrital de Guadalupe no paga la primera valorización que fue presentada el 21 de octubre. Indicó que son 70 obreros quienes se han afectado directamente, y sobre todo los vecinos residentes en el centro poblado Limoncarro.

Los obreros marcharon con carteles y llegaron hasta la municipalidad, ayer. En el frontis de la municipalidad se encontraron con el gerente municipal Himer Gómez Guerrero. quien dijo que salió porque le habían avisado de una “trifulca” y había salido a ver el tema de seguridad.

Cesar Palacios Almendro, exalcalde de Limoncarro y miembro del comité de fiscalización de la obra, dijo al funcionario Gómez que consideraban necesario que los reciba a todos y sugirió que se llamara a los gerentes municipales para que expliquen lo que estaba sucediendo. El gerente Gómez accedió.

En el auditorio municipal, se instalaron en sillas, en la parte baja y frente a los obreros de construcción, los regidores Rolando León y William Ortiz, el gerente municipal, Gómez, el gerente de Desarrollo Urbano, Félix Pretel, y el alcalde de Limoncarro.

La apertura al diálogo se dio pero sin el alcalde Benjamín Banda quien se encuentra en viaje de trabajo en Lima, según se informó. Gómez tomó la palabra y dijo que si bien es cierto la empresa ha enviado carta notarial, no creía que el contrato fuera rescindido. Luego habló el regidor León, en representación de Banda, reconoció que hay preocupación y dijo que esperaban a ver como lo manejarían.

A continuación, el gerente de Desarrollo Urbano de la MDG, Félix Pretel, dio inicio a su explicación que incluyó confrontar al administrador de la obra, presente en el auditorio; así como llamar al Ing. Erick Carranza, que es a quien le confía su despacho cuando sale de viaje, para que respalde sus dichos.


La explicación de Pretel fue que el consorcio constructor ha hecho mal el cálculo de la valorización y que el supervisor “no ha revisado y ha pasado así nada más”. Precisó que en una primera observación, el constructor informaba de un avance del 5% de la obra, pero el supervisor se refería a un avance del 4%, por lo que estaba mal. Más adelante, Palacios Almendro le observaría que otras personas han informado que el constructor hablaba de un avance de 6% y la supervisión de un avance del 3%. A lo que Pretel reconoció que no tenía las cifras exactas.

Según informó Pretel, ayer, el primer error del constructor -en cálculos de valorización- fue subsanado; pero luego detectaron otro error, que otra vez no detectó la supervisión. Esta vez era en el cálculo de los reintegros. Este segundo error ya no fue comunicado por escrito a las empresas consorciadas, sino solo telefónicamente, según reveló Pretel, supuestamente para evitar las demoras y papeleos.

Además Pretel se defendió del tiempo transcurrido indicando que tenían que revisar documentos para hacer todo bien, y que hubo feriado en octubre.

Añadió que respecto al segundo error, la empresa no subsanó. Y que a pesar de ello su informe estaba ya listo, indicando que la MDG haga efectivo el pago por la primera valorización, con la observación de error en el cálculo de los reintegros, los que no van a ser pagados.

Reclamó que “empresa debe hacer bien su trabajo y también la supervisión”, a la cual aunque primero criticó --diciendo que le iba un jalón de orejas, y que solo le mandaba el informe para que se pague-- luego prácticamente disculpó, aduciendo que “todos cometemos errores”.

Reconoció también que toda esta semana entre lunes y miércoles estuvo en Lima; pese a lo cual se comprometió “hoy mismo (jueves 7) pasamos informe y ya es tema de gerencia y parte administrativa cuándo se va a girar (el cheque del pago), probablemente mañana viernes (8 noviembre, hoy)”. Más adelante calculó que en la próxima semana el dinero del pago estaría en la cuenta bancaria del constructor.

Cuando lo confrontaron sobre el tiempo transcurrido desde que se ingresó la valorización, el 21 de octubre, y que estaba actuando debido a la protesta, se excusó aduciendo “se quiere hacer bien las cosas, no se pueden hacer mal las cosas”. Pero luego Palacios Almendro le observó que si la empresa constructora incurrió en un segundo error al hacer un cálculo, debieron dejarlo asentado por escrito y no de manera verbal, sobre todo porque ahora enfrentan un reclamo de pago con amenaza de rescindir el contrato. Palacios insistió en esto. La respuesta de Pretel fue “es que nos reunimos con el dueño de la empresa … y dijo que iba a levantar todas las observaciones y que no mandemos ningún documento porque iba a ser mas burocratico y mas ibamaos a demorar”.

Palacios insistió en su posición, indicando que hay 90 trabajadores en paralización y que la empresa dice que no tiene dinero porque la municipalidad no le paga; y que incluso les ha cursado carta notarial y ha amenazado con rescindir contrato.

Montoya, en su calidad de dirigente de los obreros, reclamó por la demora en actuar de parte de la municipalidad, reclamando que recién por la protesta se movilizaban. Y advirtió que su protesta se mantendría, con la obra paralizada, anunciando que los ciudadanos de Limoncarro estaban dispuestos a reclamar también.

Luego es que Pretel confronta al administrador de la obra, y hace llamar a su segundo, Erick Carranza. Para confirmar que sí hubo una reunión con la empresa y que la empresa se comprometió a rectificar su error, pero que no lo hizo. El administrador de la obra, que tenía al teléfono a quien se reunió con Pretel, confirmó que subsanarían el error en la próxima valorización.

Al final se confirmó que la empresa tendrá el pago de la primera valorización, sin el pago de reintegros, la próxima semana, a más tardar, luego que se cumpla con el procedimiento administrativo y tras el informe que por fin elevaría Pretel, ayer mismo, a las oficinas correspondientes.

El regidor Ortiz recalcó que se debe tener en cuenta la labor que está desempeñando el supervisor contratado para la obra.

DATOS

La obra Mejoramiento y Ampliación del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado del Centro Poblado Limoncarro, Distrito de Guadalupe - Pacasmayo - La Libertad” está a cargo del Consorcio Guadalupe integrado por las empresas Vitou Contratistas Generales S.A.C. (RUC 20482259856, con representante Daniel Alan Touzet Castillo) y JCC Ingenieros Contratistas E.I.R.L. (RUC 20477168702, con representante José Ramón Cruz de la Cruz). Por el consorcio, firmó el contrato, el 9 de setiembre, el representante común Daniel Alan Touzet Castillo. El monto de la obra es de 11 millones 611 mil 844 soles.

La obra está prevista ejecutarse en 240 días calendario.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario