Autopista del Sol


Hay un marcado retraso en la construcción de la Autopista del Sol. En lo que concierne a las provincias de Pacasmayo y Chepén el avance es casi nulo. Un informe de hace dos semanas asegura que ese proyecto registra un avance de solamente 38.3 %, es decir falta todavía un largo tramo por avanzar en tanto la necesidad de dicha obra se hace cada vez más urgente.

De lo que sabe -a falta de explicación oficial- es que las negociaciones en torno a los terrenos por los que debe atravesar esa vía todavía no están saneados, es decir el Ministerio de Transportes y Comunicaciones no ha llegado a acuerdo con los propietarios y/o poseedores de determinadas áreas por donde debe continuar la vía.

Un problema particularmente difícil es el tramo entre Chiclayo y Trujillo donde solamente se ha avanzado en una tercera parte del nuevo trazo. Se trata de un segmento importante que es de gran utilidad para los efectos del proyecto. No se puede avanzar al ritmo del canguro es decir dando saltos largos donde hay problemas por la disponibilidad de terreno.

Estimamos que es indispensable que las Cámaras de Comercio de las regiones de La Libertad y Lambayeque se reúnan y emitan pronunciamiento conjunto exigiendo al Gobierno soluciones urgentes. La Autopista del Sol es de suma urgencia dado el constante y masivo incremento del parque automotor que origina un mayor congestionamiento vehicular con las consecuencias que se derivan del mismo,

Debe tenerse en cuenta la forma como ha crecido no solamente el número de autos y camionetas de uso privado, sino también el aumento de vehículos de carga pesada, así como de las empresas que transportan pasajeros en las camionetas tipo van y ómnibus lo que genera la necesidad de ampliar las vías de comunicación terrestre de acuerdo a las nuevas necesidades. El mayor congestionamiento vehicular aumenta las posibilidades de accidentes de tránsito con resultados trágicos, lo cual es sumamente lamentable.

Nuestro país está creciendo. Las áreas de producción se extienden por varias regiones lo cual determina la aparición de nuevas empresas de transporte. Las actuales carreteras resultan insuficientes para soportar la mayor presencia de máquinas pesadas. Estas y otras razones deben ser determinantes para que el Gobierno ordene acelerar los procesos de expropiación de las áreas necesarias a los fines de la ampliación de la nueva vía para disponer carriles independientes para acortar horas viaje que a su vez derivan en menores costos que deben ser en beneficio de los usuarios finales. Naturalmente este es un proceso que nos beneficia a todos.

Los empresarios podrán transportar sus mercaderías en menores tiempo, sus costos deben bajar en forma sensible explayándose en la incorporación de nuevas áreas de producción que redundarán en más fuentes de trabajo.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario