Insistencia Necesaria

Equipo reconocido como parte de planta lechera

Esto es parte del equipo que reconoció el ex alcalde Buchelli como parte de la planta lechera. La imagen fue tomada en Sullana.


Acontecimientos registrados en la Municipalidad Provincial de Pacasmayo- San Pedro de Lloc, conocidos últimamente, y de los que ya hemos dado cuenta, merecen nuestro interés, preocupación y análisis. La Municipalidad Provincial de Pacasmayo- San Pedro de Lloc ha formalizado denuncia por presunto hurto de equipos y enseres de la Planta Procesadora de Leche de su propiedad. De acuerdo a la información proporcionada se encomendó al procurador público municipal Dante Manuel Miranda Sánchez, formular la denuncia ante la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa de Pacasmayo.

Hay cosas sumamente extrañas que siembran dudas acerca de la marcha de la actual administración municipal. Como ya lo hemos dicho, con anterioridad, cómo se explica que equipos de considerable tamaño y peso desaparecieran como por arte de magia de un edificio que cuenta con guardianía. Supuestamente, nadie se percató de la misteriosa desaparición, hasta que el lunes 9 de setiembre nuestro Diario le hizo saber al alcalde Víctor Raúl Cruzado Rivera que varios equipos se hallaban en un almacén como chatarra, en la región de Piura. Uno de nuestros lectores hizo el hallazgo y no dudó en compartirlo con Últimas Noticias.

El burgomaestre ofreció actuar con premura. Nuestro Diario publicó la información el 13 de setiembre, dando tiempo de actuar legalmente a la municipalidad. Al hacerse pública la información se desató un vendaval de comentarios en las oficinas municipales. Todos se preguntaban cómo había ocurrido. El exalcalde Roland Aldea Huamán deslindó responsabilidades indicando que ellos entregaron esos equipos y reclamó que se revisen las actas de transferencia. Su ex asesor legal externo, y sucesor, Cruzado Rivera, afirma que no han hallado ninguna documentación sobre dicha planta. ¿Quién miente?

La gestión Cruzado formuló la denuncia el 30 de setiembre, más de veinte días después de que se le informó del caso. Durante ese tiempo parece que no se dispuso una investigación interna -que es lo lógico- para poder dar los pasos siguientes. En la denuncia de la Procuraduría Municipal, la MPP pide a la Fiscalía “inicien las investigaciones preliminares a efecto de recabar elementos de convicción que conlleve a una posterior formalización por la presunta comisión del delito contra el patrimonio, en la modalidad de hurto, previsto y sancionado en el Art. 185, primer párrafo del Código Penal”, según se consigna textualmente en el escrito correspondiente. Consideramos que la gestión Cruzado debe aportar toda la información necesaria para esclarecer los hechos, pero con la premura que las circunstancias exigen, a fin de que los responsables no evadan responsabilidades.

Por lo visto, a la denuncia no se ha adjuntado pruebas indispensables que sean útiles al trabajo del Ministerio Público, pese a que la municipalidad debería ser la primera interesada en contribuir a esclarecer los hechos. Sobre todo porque la sustracción ocurrió en sus instalaciones, probablemente con conocimiento de algunos de sus propios trabajadores. Esto alimenta lo que se comenta en predios municipales, que se habría hecho desaparecer documentos. Reiteramos que es obligación de la parte agraviada adjuntar las pruebas de las que disponga a fin de que se agilicen las investigaciones.

Debe ser preocupación de los regidores --si es que alguno con independencia de conciencia queda-- investigar, hacer seguimiento y no permitir la impunidad. A los trabajadores que conocen del caso se les puede persuadir a decir la verdad. y garantizarles que no se adoptarán represalias por lo que pudieran revelar, sin importar a quién alcancen las responsabilidades. Podrían convertirse en testigos de la propia MPP, ante el Ministerio Público. Pero eso solo podría ocurrir, si en la MPP -de verdad- se quiere dar con los responsables. Es necesario esclarecer cómo, cuándo, y quiénes participaron, en la sustracción de esos equipos, que se compraron con dinero del Pueblo, mediante convenio con la Unión Europea.

Hay que poner atajo a esta corrupción que se ha hecho práctica común. Es tarea que nos compromete a todos, a las autoridades en primer lugar y con mayor razón para demostrar, con hechos, su supuesto interés en enmendar el rumbo; y sobre todo su inocencia en lo que hemos revelado.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario