Limpiar Junta de Usuarios Jequetepeque de Corrupción

Junta


Llegó a su fin el reclamo de agricultores que denunciaron irregularidades en la Junta de Usuarios del sector Hidráulico Menor Jequetepeque – Clase A, en el período presidido por el defenestrado presidente Hugo Herminio Quilcate Sánchez, el primero que fue elegido bajo los lineamientos de la nueva ley.

No se puede omitir que esta era la segunda gestión como presidente de Quilcate Sánchez, y que en la primera hubo denuncias también por varias presuntas irregularidades que no se llegaron a investigar ni a esclarecer por la sospechosa y extraña desaparición de documentos contables y la protección de la que gozó en las instancias estatales.

En su segundo mandato, adonde llegó luego de cuestionados comicios, las nuevas irregularidades por fin fueron investigadas y sancionadas, por la Autoridad del Agua, llegando a la suspensión de Quilcate y al proceso que ha terminado aplicando sanciones.

La Autoridad Nacional del Agua (ANA), esta vez con otros funcionarios, tuvo una actuación muy diferente a anteriores gestiones, dando muestras de firmeza al recibir estas nuevas denuncias sobre presuntas acciones dolosas. Acumuló los procesos que se seguían sobre las irregularidades y el incumplimiento de la Junta en la operación y mantenimiento de la presa Gallito Ciego, sobrevaloraciones, malversación de los fondos por recaudación de tarifas de agua, entre otras.

Se ordenó una investigación y la Autoridad Administrativa del Agua Jequetepeque- Zarumilla ha dispuesto una reorganización de la referida Junta. Mediante Resolución Directoral N° 2334-2019-ANA-AAA.JZ-V la AAA dejó sin efecto el reconocimiento del consejo directivo presidido por Quilcate Sánchez, y que fue recompuesto con la presidencia de Isolina Vásquez Viuda de Valle.

La RD en referencia considera que Quilcate Sánchez y los integrantes de su consejo directivo (incluida la vicepresidenta Isolina Vásquez) son responsables solidarios por la presunta infracción a la Ley N° 30157, Ley de Organizaciones de Usuarios de Agua y su Reglamento.

En buena hora estas decisiones que incluyen la designación de un consejo directivo transitorio hasta la asunción de los nuevos dirigentes lo que debe ocurrir en el mes de enero del 2020, luego de los comicios a celebrarse el 8 de diciembre 2019.

Debemos resaltar la forma cómo se ha obrado en esta ocasión, con transparencia y manteniendo informada a la ciudadanía. Esto es lo que venían reclamando los usuarios: decisión e imparcialidad en las investigaciones y en las acciones sancionadoras. La Junta de Usuarios Jequetepeque es una presa apetitosa por su millonario presupuesto que se destina en gran parte a gastos ajenos a la necesidad de mejorar sus servicios. Su edificio ha sido distorsionado en sus fines desapareciendo lo que se usaba como salón auditorio y se han improvisado más oficinas y lo propio de ha hecho en otros ambientes para poder acomodar a la burocracia contratada para pagar favores.

Los usuarios deben exigir que se prohíba postular a quienes deben ser investigados por irregularidades diversas que no se han esclarecido pese al tiempo transcurrido. Que esta ocasión para elegir nuevos directivos sirva para contar con directivos que no se aprovechen del cargo. Y que la ANA, la AAAJ-Z y la ALA Jequetepeque no cejen ni silencien presiones si es que se quisiera torcer esta acción moralizadora.

Uno de los primeros encargos que deberá cumplir el consejo transitorio es no pactar con los corruptos acostumbrados a aprovecharse de la Junta de Usuarios, la cual recauda dinero por el uso del agua, un recurso estatal. Es obligación de todos velar porque este sea solamente el inicio. Erradicar la corrupción de la Junta de Usuarios es un trabajo que apenas ha comenzado.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario