Atender Necesidades de Compañías de Bomberos

Los bomberos están reiteradamente solicitando apoyo para poder cumplir con una labor que realizan voluntariamente. En el Perú hay equipos bomberiles conformados por hombres y mujeres que brindan horas y días de trabajo a la causa social. Son personas que se capacitan permanentemente para servir a su comunidad sabiendo que no obtendrán retribución económica pese a la dedicación y horarios que prestan.

A fuerza de esa indeclinable vocación de servicio están dispuestos a salir a cualquier hora del día o de la noche para prestar auxilio. Hombres y mujeres vestidos con sus clásicos uniformes de color rojo están para combatir los incendios arriesgando sus propias vidas, ingresando hasta el corazón de las llamas si es necesario. Tampoco dudan en acudir a prestar auxilio a heridos en accidentes de tránsito o de otro tipo. Inclusive prestan primeros auxilios a quienes los necesitan en casos de emergencias.

Un número importante de bomberos -hombres y mujeres- han quedado incapacitados en el cumplimiento de esa esforzada misión que impusieron valerosamente sin reclamar una remuneración. Por el contrario cuando un gobierno acordó otorgarles sueldo renunciaron reiterando que el suyo era un servicio voluntario que se distorsionaría si lo hacían a cambio de un salario.

Sin embargo, pese a la importante labor que cumplen, los tenemos postergados. Combaten las llamas en carros cisternas en deplorables condiciones, muchas veces no tienen ni para el combustible y entre ellos deben formar un fondo para comprar la gasolina. Hasta las condiciones de sus propios uniformes y de los implementos que requieren para desempeñarse son lamentables .

Es necesario que las municipalidades atiendan con prioridad a las necesidades de las compañías de bomberos por el bienestar de las comunidades que tienen a su cargo. Es altamente preocupante que en el caso de Pacasmayo solo esta compañía tenga que cubrir servicios además en San Pedro de Lloc, Jequetepeque y San José, siendo una amplia zona geográfica, con sector urbano y rural, y con presencia de diversidad de negocios, industrias, y agricultura. Es necesario que los alcaldes coordinen acciones, que los esfuerzos se unan y se atiendan las necesidades mínimas para que los hombres y mujeres de rojo puedan seguir prestando servicio en las emergencias que se presenten. Si es necesario realizar gestiones, será mejor planificarlas y realizarlas en conjunto; y evaluar la asignación de presupuestos que se requieran para la adquisición de vehículos cuyas condiciones actuales son deplorables.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario