Sustracción de Bienes Municipales en San Pedro de Lloc

Equipo reconocido como parte de planta lechera

Esto es parte del equipo que reconoció el ex alcalde Buchelli como parte de la planta lechera. La imagen fue tomada en Sullana.

Ha causado natural sorpresa conocer que equipos y máquinas destinados a los fracasados proyectos de una planta procesadora de leche y una planta deshidratadora de frutas en San Pedro de Lloc, se encuentren en Sullana, depositados en un almacén de chatarra, sin que se haya esclarecido este desplazamiento.

Es un hecho y no queda dudas que se ha producido la sustracción absolutamente irregular de bienes de propiedad municipal, lo que tiene que ser denunciado y sancionado por tratarse de un robo. Pero para ello es indispensable establecer cuándo ocurrió, siendo que en los locales permanece personal municipal dedicado a la custodia de esos bienes. Tampoco se pueden trasladar sin que nadie observe o se dé cuenta, debido al tamaño que tienen. Además cualquier retiro oficial de esos bienes tendría que figurar en los registros de cada uno de los locales municipales.

Suponiendo que -como apunta una versión- los equipos y maquinaria fueron ‘vendidos’ como chatarra se tiene que determinar a todos los que actuaron en el proceso, siendo evidente que ninguno de esos bienes tiene la condición de desecho, ni de pedazos de máquinas, es decir no tienen características, ni condición de chatarra.

Es de vital importancia la rapidez con que hayan actuado, apenas enterados de los hechos, las actuales autoridades municipales. Cuando dimos a conocer el caso al alcalde Víctor Raúl Cruzado, el lunes 9, convocó al procurador municipal para que inicie las acciones que fueran necesarias. Se espera diligencia no solo de los funcionarios municipales sino de las autoridades de gobierno.

No cabe duda que habrá interesados -lo más probable dentro de la propia municipalidad- interesados en echar tierra al asunto y permitir, como ha ocurrido con tantos otros casos, que queden en el olvido y la impunidad. Es lo que no se debe permitir y de allí la necesidad de pedir la intervención de la Contraloría General de la República, a través de su órgano de control institucional instalado en la Municipalidad Provincial de Pacasmayo-San Pedro de Lloc.

Las plantas de leche y frutas fueron impulsadas durante el primer gobierno del alcalde Frederihs Buchelli Torres a través de un convenio entre esa Municipalidad y la cooperación internacional, a través de la Unión Europea, y Prodelica. Los proyectos no funcionaron. Los gobiernos que sucedieron a Buchelli -Rodríguez-Aldea, luego el propio Buchelli y otra vez Aldea- no pudieron echar a andar los proyectos sostenidamente. La fórmula que ensayó Aldea de concesionar la planta lechera nunca tuvo un final claro. Los edificios permanecieron virtualmente cerrados como depósitos municipales. Finalmente el local destinado a la planta deshidratadora de frutas, en la vía de evitamiento, se destinó al funcionamiento de oficinas municipales.

Las fotografías que nuestro periódico ha publicado, gracias a la colaboración de uno de nuestros lectores, dan pie a asegurar que se trata de bienes de propiedad de la Municipalidad Provincial de Pacasmayo, los cuales ha reconocido sin dudar, el exalcalde Frederihs Buchelli Torres. Además ostentan el logotipo de la entidad municipal.

Se debe recordar que este no es el primer caso en la capital provincial pacasmayina. Esto obliga a las autoridades actuales a determinar qué pasó y cuándo, en el menor tiempo posible, para denunciar responsabilidades ante la fiscalía anticorrupción.

Los documentos de transferencia de gestión son claves para precisar lo que el gobierno edil saliente entregó y lo que el entrante recibió. Para cualquier caso existen normas referentes al proceso para retiro de bienes municipales, incluso si se tratara de chatarra, que no es el caso, existen procedimientos legales que deben cumplirse, hasta llegar a una posible subasta, lo que nunca ha ocurrido respecto a los bienes de ambas plantas en las MPP.

Corresponde al gobierno actual, que preside Víctor Raúl Cruzado Rivera, investigar, y denunciar los hechos, conforme corresponde. El alcalde actual, felizmente no desconoce la gestión municipal; además de la experiencia que tiene como abogado y asesor municipal, ha sido asesor legal externo en la propia Municipalidad Provincial de Pacasmayo entre los años 2016 y 2018, en la gestión de Roland Aldea Huamán. Esto tiene que servir para determinar qué ha sucedido y quiénes son los posibles responsables. Por su parte, los ciudadanos y ciudadanas especialmente de San Pedro de Lloc tienen que estar al pendiente de las acciones que se adopten, contribuir a esclarecer los hechos en la medida de sus posibilidades porque alguien podría tener información relevante; y sobre todo no permitir más impunidades. No se puede tolerar que en las narices de la autoridad se roben equipos y máquinas que costaron cientos de miles de soles, a la ciudad, a cada uno de sus habitantes.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario