Vigilar Programas Sociales

Una vez más se comprueba la veracidad de denuncias de beneficiarios de los programas sociales. Las quejas siempre son cuestionando la calidad de alimentos ya sea para los comedores populares, Vaso de leche, pacientes afectados por TBC, etc.

Nuevamente resulta afectada la Municipalidad Provincial de Chepén. En gestiones anteriores en esa municipalidad -como en otras- se han dado estas denuncias. Los favorecidos no pueden tolerar se les trate de esa forma. No por ser un programa social se van a distribuir alimentos de mala calidad e inservibles. Es obligación del Estado atender a las clases más necesitadas.

Prácticamente apenas iniciado la nueva gestión se pone de manifiesto un caso. Los hechos han sido comprobados por regidores que, invitados por su colega Jorge León Reque, verificaron que sacos de arroz pilado estaban atacados por gorgojos y ya se había afectado parte de un lote de lentejas. Además se detectaron polillas.

Que la investigación -que ya debe haberse iniciado- no sea con el modelo de siempre: de solo cumplir con las formalidades. Aquí hay responsabilidades por esclarecer. La convocatoria fue para la adquisición de 21,403.20 kg de arroz pilado superior; 825.48 kg de haba entera seca; 825.48 kg de lenteja extra; 825.48 kg de arveja partida extra entre otros productos. La buena pro se otorgó el 11 de junio. a la empresa Corporación Empresarial Zasojari S.A.C, cuya sede está en Trujillo, obtuvo su RUC 20602387888 en agosto del 2017 y figura que se dedica al rubro de venta mayorista de alimentos, bebidas, así como de materiales de construcción y otros.

El contrato para la compra del lote licitado por más de 150 mil soles, se hizo el 24 de junio. Por la empresa firmó su gerente general Johnny Richard Vega Zavaleta, y por la comuna el entonces gerente municipal José Erazo Hidalgo.

Si nos regimos por las fechas, deducimos que los alimentos deben haber ingresado a los almacenes de la Municipalidad de Chepén en el mes de julio.

Las quejas de los beneficiarios se hicieron en agosto. Habrá de establecerse si los responsables de recibir los alimentos y los del almacén, verificaron la calidad del lote. Además deberá determinarse si el local donde se depositaron reúne las condiciones necesarias. Igualmente debe determinarse las condiciones de almacenamiento del proveedor, si los alimentos entregados se ajustan a los términos de referencia, es decir si es arroz de calidad superior, a quién lo compró el proveedor y cuándo.

Hay hecho preocupante que se conoce por versión del propio regidor León Reque. Pese a que había solicitado la documentación pertinente a la licitación y los documentos vinculados al caso, había (a la fecha que confirmó la denuncia a la prensa) no se le entregaba nada por parte de la administración del gobierno municipal.

No deben seguir tolerándose casos como el denunciado. Esto no debe continuar así. En las municipalidades debe procederse a establecer un estricto control sobre la calidad de los alimentos, condiciones de almacenamiento, etc.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario