No Ignoren al Ciudadano

Reglamento Ley De Transparencia

Cada vez encuentra más seguidores la obnubilada posición de congresistas que creen tener un cheque en blanco para actuar a las espaldas de sus electores. Olvidan que se deben a ese Pueblo al que ahora menosprecian y le niegan su derecho a fiscalizar y reclamar cuentas de su trabajo. Que rápido olvidaron que en algún momento acudieron a esos mismos ciudadanos para pedir un voto, saludaron, dieron la mano, repartieron sonrisas y se hicieron pasar por amigos.

Ese mal ejemplo lo están siguiendo algunos alcaldes, que siguiendo los peores consejos, creen que la voz del ciudadano puede ser ignorada, y aprovechando la falta de sanción inmediata o los procesos engorrosos y costosos que implica recurrir a la vía judicial, hasta desprecian los pedidos que se hacen al amparo de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

En San José, pedidos se información solicitando la documentación pertinente sobre el concurso para la bandera, el himno y el escudo de la ciudad, no han sido respondidos. Tampoco el pedido para que se reconsidere los resultados del concurso a pesar del tiempo transcurrido.

En Guadalupe, se tiene -entre otros- la demanda justificada de moradores del centro poblado de Pakatnamú que reclaman la presencia de las autoridades distritales para que les expliquen en qué estado se halla el proyecto de agua potable y alcantarillado de ese y otros poblados. Tienen justificadas preocupaciones que no pueden ignorarse.

Reclaman la presencia del alcalde distrital de Guadalupe de quien esperan respuestas a diversas interrogantes que tienen sobre el mencionado proyecto. Los dirigentes de las organizaciones que han formulado el pedido aseguran que no son atendidos y se les habría dicho que las coordinaciones las hacen de autoridad a autoridad. Si eso fuese así es desconocer el derecho de cualquier ciudadano a pedir la presencia de la autoridad competente para ser informados sobre asuntos de interés público.

Y casos como estos se replican en San Pedro de Lloc, donde varios pedidos de información, relacionados con contrataciones de personal y de servicios, esperan ser atendidos. Llama la atención situaciones de los propios regidores como William Ortiz Vigo, en Guadalupe, y Teresa Mattos Alva, en San Pedro de Lloc, que reiteradamente piden en las sesiones de concejo que se atienda sus pedidos de información. Así estamos.

La autoridad debe cumplir, no solo por obligación, sino por respeto a los ciudadanos. Su omisión expresa más que frases y poses de "puertas abiertas", "amigo de todos", y otras de campaña política. No entregar información de acceso público, no responder, ni siquiera a los regidores, crea la percepción de que algo se oculta. Están equivocados si creen que los ciudadanos se olvidan. Esperamos que los gobernantes reflexionen y recuerden cada día, en cada decisión que adopten, que el poder nace del ciudadano.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario