Atender Recomendación Para Proteger a Menores


En forma reiterada, el Juez de Investigación Preparatoria de la Provincia de Pacasmayo, Luis Alejandro Pérez León, ha formulado un llamado que debe ser escuchado por los padres de familia. La preocupación del mencionado magistrado es como consecuencia del incremento de casos contra la libertad sexual en agravio de menores de edad.

Los delitos contra la libertad sexual se están convirtiendo en recurrentes en los distritos de las provincias de Pacasmayo y Chepén. El número de denuncias en ese sentido ha aumentado. Muchas informaciones policiales dan cuenta del atentado a que se somete a pequeñas de hasta 3 o 5 años de edad. Naturalmente son hechos dolorosos y preocupantes por el grave daño que se infiere a criaturas que recién están accediendo a la vida.

Sobre el particular, un llamado a los padres de familia.No descuidar el cuidado niños, niñas y adolescentes. La sociedad no alcanza a comprender la existencia de pervertidos capaces de semejantes crímenes aprovechando de la inocencia de menores cuyas vidas echan a perder porque las han marcado para siempre. Los padres no deben confiarse ni de familiares, ni de amigos, ni de vecinos. Cuántas historias desgarradoras se escuchan casi a diario en los programas periodísticos de la televisión nacional. Esas experiencias hay que asimilarlas para adoptar medidas preventivas.

El juez Pérez León ha advertido que en el caso de menores también son captadas y engañadas a través de las redes sociales, mayoritariamente por el Facebook y el Wasap. Las menores no miden el peligro a que se exponen. Atraídas por la novedad que para ellas significan esas formas de comunicación, que se han popularizado tanto, ingresan y son seducidas por sujetos de mala calaña que las conquistan con mentiras u ofrecimientos de obsequios, dinero para comprar lo que deseen, etc.

En otras ocasiones, los delincuentes se hacen pasar por menores de edad y entablan falsas amistades con sus víctimas.

La recomendación que se ha formulado a los padres de familia es acercarse a sus hijos y vigilarlos en el uso de esas redes. Los padres y madres deben saber con quiénes se comunican sus hijos y qué temas tratan. Quiénes son sus interlocutores. Desgraciadamente este es un delito que compromete hasta a profesores que seducen a las menores y las someten a sus bajos instintos.

Lamentablemente los avances tecnológicos no siempre son bien empleados. Así como han traído múltiples beneficios también han dado lugar a que la delincuencia acceda a nuevas modalidades; por lo que corresponde a las familias adoptar medidas de seguridad especialmente para los menores de la casa.

Se tiene que recordar que la primera recomendación es que los niños y niñas no deben tener acceso a redes sociales; no se deben quedar solos en casa; no deben quedarse bajo el cuidado de cualquier persona. Es necesario que en esta tarea de adoptar previsiones participe el sector Educación para orientar el mejor desempeño de los padres sobre todo en el uso de la tecnología dentro de los hogares.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario