Erradicar Corrupción del Congreso

Congreso Peru 2019

Fuente: Andina


No se necesita de muchas explicaciones para entender el masivo rechazó a los congresistas de la República. Buen número de sus integrantes no solo son comprobados corruptos sino que arrastraron a otros para protegerse y proteger a sus líderes. Por eso la población votó reclamando reformas. En la percepción de los ciudadanos, el Congreso ha sido reducido a una guarida. Pero es justo aclarar que no a todos se les puede calificar de corruptos. Hay algunos muy decentes los cuales no deben sentirse afectados porque cuando se han debatido casos de corrupción y levantamiento de la inmunidad han sabido dejar sentada su posición.

Frente a las reformas en materia electoral y política que propuso el Ejecutivo, los congresistas volvieron a arrinconar al mandatario y pretendieron someterlo a nueva humillación burlando su investidura y menospreciando el sentimiento popular. Ahora deberán enfrentar ese rechazo que ellos han ahondado minimizando la voz de la calle, olvidando que su representación la tienen por esa calle que ahora ningunean.

Los congresistas, abiertamente y desafiando a la comunidad nacional han instaurado una política de blindaje a las autoridades y funcionarios allegados a Fuerza Popular y Apra, partidos que tienen favores por retribuir. Lo hacen protegiendo a quienes deben retirar la inmunidad para que sean juzgados por delitos comunes en el caso de algunos de sus colegas denunciados ante la justicia.

La bancada fujiaprista aprovecha de la mayoría que aún tiene en algunas comisiones, entre ellas la de Ética a la que utilizan para ejercer chantaje exonerando de procesos a sus allegados; mientras se persigue o amenaza a otros, presionando para lograr votos en los asuntos en los que es evidente la comisión de irregularidades.

Han protegido a congresistas impresentables que tienen procesos penales que arrastran desde antes de su elección, como es el caso de Moisés Mamani quien tiene deudas con la justicia por la presunta comisión de delitos de lavado de activos, minería ilegal y otros. Siendo parlamentario, fue denunciado por una aeromoza por tocamientos indebidos. Fue librado de esa acusación mientras con su colega Yonhy Lescano no tuvieron igual contemplación y lo suspendieron.

Con Mamani no podían chocar porque le deben los audios grabados irregularmente y que determinaron la caída del presidente Pedro Pablo Kuczynski. Descaradamente también han protegido al exfiscal de la Nación, Pedro Chávarry aquel que violentó una orden de lacrado en un proceso fiscal por su irregular desempeño.

Y como esos casos tenemos otros, y por ello la propuesta del presidente Vizcarra de adelantar elecciones tiene respaldo mayoritario en la ciudadanía. Si creen que no es así que se atrevan los congresistas a convocar a los peruanos. Que lo hagan. Es tal su cinismo que mientras buscan trabar la propuesta Vizcarra reclaman porque suponen que el mensaje presidencial no habría sido aprobado por el Consejo de Ministros. Sin embargo, durante la votación para el cambio de la mesa directiva hubo congresistas que mostraron su voto cuando éste -de acuerdo a norma- debe ser secreto y quienes lo hicieron deben ser denunciados y sancionados Ellos creen tener corona para hacer lo que quieren violando las leyes. Es la doble moral que caracteriza a muchos parlamentarios.

Foto: Andina

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario