Buscando Solución a Crisis

Presidente Vizcarra 2019

El adelanto de elecciones que ha planteado el presidente Martín Vizcarra parece la única salida viable frente a la situación a la cual han conducido al país, los congresistas elegidos para la gestión 2017-2021. Con su mayoría ampliamente fujimorista, y con sus aliados, se han dedicado a entorpecer cualquier posibilidad de avance del ejecutivo, siendo lo más reciente su negativa a una verdadera reforma política. Es más actúan de espaldas a la justicia, y en abierta consigna con intereses particulares, al proteger a magistrados investigados como César Hinostroza y Pedro Chávarry. Ni qué decir del abuso que hacen de su inmunidad, permitiendo -por citar un solo ejemplo- que el hoy sentenciado Edwin Donayre sea un prófugo de la justicia.

La propuesta del presidente Vizcarra ha sorprendido tanto a sus opositores -particularmente fujimoristas y apristas- que a falta de argumentos han salido a responder con ataques y a pedir la renuncia del primer mandatario. Buscan seguir manteniendo el poder abusivo que vienen ejerciendo desde que Keiko Fujimori perdió frente a Pedro Pablo Kuczynski. Recuérdese que frente a su derrota del 2017, resucitaron el estribillo aprista de que el Legislativo es el primer poder del Estado y desde allí impusieron condiciones.

El país ha sido testigo de la confrontación estéril a la que nos ha llevado la posición de los congresistas. El Parlamento fue convertido en el cobijo de hombres y mujeres con prontuario: autores de falsificación de documentos, investigados por lavado de activos, minería ilegal, invasión de terrenos, robos al Estado, entre otros casos que saltaron a la luz gracias a la labor de periodistas independientes. Los procesados, los sentenciados y los que aun son investigados buscan desacreditar a lo periodistas que se atrevieron a desentrañar la corrupción y la impunidad de la que se jactaban políticos que sometieron a sus caprichos a fiscales y jueces con los cuales los unía una alianza cómplice de mutua protección.

Así ha sido manejado nuestro país.

Mientras la ciudadanía pide a gritos que el presidente cierre el congreso, el presidente ha elegido el adelanto de elecciones. Ha dejado claro que no se aferra y que se van todos, incluido él. Por el bien del país, todos deben irse. Ese es el clamor del pueblo, ha dicho el Presidente. Pero la torpeza y desesperación de las mafias que mangonean a los partidos han negado el derecho del pueblo a exigir esa remoción.

Cada congresista tiene un sueldo de 15,600 soles. Pero recibe además, 7,617 soles por función congresal, y 2,530 soles por semana de representación. Sin contar que se les paga asistentes, movilidad, seguridad y otras gollerías como viajes al exterior sin beneficio para el país. Cada uno de ellos cuesta más de 70 mil soles al mes. No están dispuestos a perder. No encontrarán otro “trabajo” como ese y por eso se aferran a sus cargos pese al mayoritario repudio nacional.

Habrá que esperar la reacción oficial luego de formalizado el proyecto para adelantar los comicios. Seguro se opondrán y acudirán a las instancias donde aun tienen influencia, para bloquear la propuesta y continuar viviendo a costillas del Pueblo. La ciudadanía está hastiada de esta clase política que se llena la boca a nombre del Pueblo, pero actúa en contra de las mayorías y a favor de sus propios intereses y de los grupos empresariales a los que se deben. Que se vayan con el repudio nacional a cuestas, porque además son responsables de haber rebajado al límite, al Congreso.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario