Que Prime Cordura y Sensatez


Nuestro país está viviendo, una vez más, momentos críticos que deben llamarnos a todos -en especial a los políticos y dirigentes gremiales- a la reflexión para actuar con sensatez y con cordura dejando de lado el oportunismo, descubriendo a los falsos “heroismos” y denunciando los seudo liderazgos.

Ya tenemos bastante con la crisis que ha generado los numerosos casos de corrupción que se han convertido en algo de nunca acabar y en cuyo tema están involucrados personajes de casi todos los partidos. Esto nos demuestra que es necesaria una renovación total de dirigentes que se creen insustituibles y actúan como propietarios de las agrupaciones políticas en las que ejercen un control absoluto y antidemocrático para seguir disfrutando del poder. Por eso apoyan una 'reforma' política tramposa burlando el clamor de la ciudadanía que reclama un cambio radical.

Esos políticos casi eternos -o los “nuevos” -que se consideran irremplazables- se proclaman defensores de la democracia, pero entienden a esta, de acuerdo a su conveniencia. Al interior de sus partidos restringen ese derecho a sus militantes. “Democracia” para ellos y no paran los demás. El fin es encaramarse en los cargos por todo el tiempo que les queda de sus vidas. Saben que no tienen forma de vivir decentemente como lo hacen millones de peruanos que con su trabajo físico y o intelectual ganan un salario -de hambre la mayoría - sudando la gota gorda.

Estamos hartos de hombres y mujeres que “sobresalen” en sus partidos pero no por su mejor comportamiento, sino por el uso de un lenguaje vulgar y sus llamados a la violencia, a atacar verbalmente recurriendo a la difamación, según las instrucciones que hacen al interior de sus organizaciones o a través de redes sociales. Allí están numerosas pruebas, especialmente el chat de La Botica de Fuerza Popular. Frente a los medios salen a mostrarse como los preocupados por el país y sus pobres. Hipócritamente hablan de ponderación que no tienen.

Se ha llegado a extremos peligrosos como el desbocado e irracional llamado a salir a las calles a protestar y -tal como la dicho una congresista- exigir la vacancia del presidente Vizcarra. Tal como lo hemos hecho anteriormente, nos preguntamos ¿a quién beneficia conducir al país al caos, a la violencia y al enfrentamiento brutal, al hablar de probables muertes, de las que se responsabilizaría al gobierno? La intención es clarísima ¿buscar el choque con la Policía, provocar, cerrar carreteras y buscar muertos? Es inaceptable. No se puede permitir que políticos corruptos aprovechen el descontento de comunidades que reclaman atención a sus derechos y se rebelan contra la postergación y el olvido. Se pretende utilizar a estos ciudadanos como carne de cañón para beneficios particulares, partidarios, políticos, pese a que sus demandas deben ser oídas. El llamado tiene que ser a la sensatez, al diálogo, a respetar el estado de derecho.

Se invoca estar atentos y no permitir el aprovechamiento político y corrupto de las necesidades de los pueblos olvidados, ni por parte de falsos dirigentes ni por parte de politiqueros.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario