Ningún Castigo Será Suficiente

Toledo 1 By Tv Peru


La justicia norteamericana -concretamente el juez Thomas S. Hixon- decidió que el expresidente Alejandro Toledo Manrique enfrente, en prisión, el proceso de extradición que se le sigue en el Perú. Está semana se decidirá a qué penitenciaría de Estados Unidos se enviará al exmandatario. La extradición fue solicitada por el Estado Peruano para que Toledo responda por tráfico de influencias, colusión y lavado de activos, cargos a los que se sumarán otros.

La drástica decisión del magistrado acabó con el temor de los pesimistas -y con la confianza de la defensa de Toledo- de que podría salir en libertad bajo el pago de una fianza. El juzgador consideró que había peligro de fuga.

Una de las razones del juez Hixon fue que al exmandatario peruano se le halló, al momento de su arresto, una maleta con alrededor de 40 mil dólares en efectivo. Además, en su residencia en California, los agentes que lo detuvieron habrían encontrado un millón de dólares.

Toledo ha sido sindicado de haber recibido 30 millones de dólares de Odebrechet, como soborno por una sola obra. Lo ha delatado Joseph Maiman quien sirvió como testaferro en esa operación. No es la única coima según la cantidad de pruebas que se tienen en su contra por lo que es casi seguro que será condenado por buen tiempo, a prisión.

Sin embargo, ningún castigo será suficiente para quien traicionó a su país y a millones de peruanos que lo respaldaron en su carrera para llegar a gobernarnos. Nadie imaginó semejante felonía de quien salió de un humilde hogar de Cabana -su pueblo natal- y fue favorecido para educarse en Estados Unidos. Retornó y luchó por el restablecimiento de la democracia luego de la dictadura de Alberto Fujimori, uno de los gobiernos más corruptos de nuestra historia y que dejó un legado de corrupción del que no podemos librarnos hasta ahora.

Es hora de que los peruanos abramos los ojos para reconocer a quienes con el disfraz de políticos cometen delito de traición a la patria. Eso es lo que han hecho los expresidentes a los cuales se les ha abierto investigación por actos de corrupción y aprovechamiento indebido del cargo para robar de la manera más grotesca y miserable

Ningún castigo será suficiente para esos miserables, y sus nombres deberían ser borrados y reemplazados en obras y pueblos cuyos pobladores generosamente les otorgaron tal distinción cuando no se conocían sus fechorías. Igualmente, deberían ser enviados a una cárcel común como el vulgar delincuente que son. Se les premia porque -como en caso de Fujimori, por ejemplo- se les tiene en cárceles doradas en las que disfrutan de todas las comodidades.

Encima que saquearon nuestros recursos, los premiamos con “cárceles” que no son tales, sino hoteles de lujo. ¿Cuánto le cuesta al país sostener a estos delincuentes en tanto que a quien roba un celular se le hacina en celdas estrechas y malolientes? Los presos deberían hacer huelga para que a los delincuentes de cuello y corbata, y a los que traicionaron al Pueblo se les recluya en las mismas condiciones que a ellos. ¿No es lo justo?

FOTO: TV PERU

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario