Guadalupe  |  

Investigado por Tráfico de Terrenos Tiene Denuncia por Violación Sexual

Divpol 2019 Division Policial Pacasmayo


El investigado y actualmente detenido por la invasión y tráfico de terrenos en el sector de La Cebruna, Freddy Edsgardo Carrera Mostacero (45), enfrenta otra grave investigación en el Ministerio Público de la provincia de Pacasmayo. Esta es debido a una denuncia por la presunta comisión del delito de violación sexual en agravio de su hija biológica, una menor que tiene 14 años de edad.

Carrera es sindicado como cabecilla de la organización criminal "Los Elegantes del Valle", fue denunciado el 11 de octubre 2018 por José Homero Machuca Abanto por presuntamente haber organizado y manejar una organización dedicada al tráfico de terrenos. Por este caso fue intervenido en su casa en el Zanjón de La Cebruna, la madrugada del 11 de junio, y permanece detenido.

Por la presunta violación sexual, Carrera Mostacero fue denunciado el 22 de mayo, a las 9.40 de la noche, en la Comisaría de San José, con intervención del Centro de Emergencia Mujer de ese distrito.

De acuerdo a la denuncia, la violación en agravio de su hija de 14 años, habría ocurrido por un tiempo aún no determinado, pero recién se descubrió luego que la víctima se atreviera a contarle a su hermanastro. Inmediatamente se le comunicó a la madre, y juntas acudieron a presentar la denuncia.

Carrera Mostacero

En este caso se ha detectado el incumplimiento de las medidas de protección y cautelares que dictó la magistrada del Décimo Quinto Juzgado de Familia Permanente de Guadalupe, Karina Oliva Vásquez, a favor de la niña.

A pesar de que con fecha 28 de mayo, la jueza retiró la patria potestad a Carrera y dispuso que la menor sea retirada del hogar paterno, para que quede en custodia de una tía y bajo su cuidado, esto no se cumplió y la menor fue retornada a vivir en la casa donde Carrera fue finalmente detenido la madrugada del martes 11.

Solo unos días se cumplió la resolución judicial que disponía que la menor viva en casa de una tía, a pesar de los esfuerzos de esta para retenerla en su hogar y protegerla.

Se debe anotar que algunos familiares y hasta vecinos han expresado temor de denunciar estas situaciones irregulares debido a que temen ser víctimas de venganzas o represalias.

Img 9485  Decimoquinto Juzgado De Familia Permanente Subespecialidad En Violencia Contra Las Mujeres E Integrantes Del Grupo Familiar  Guadalupe 2018

LAS MEDIDAS DE PROTECCIÓN Y CAUTELARES

La jueza Oliva Vásquez acogió el pedido del CEM San José y tomó en cuenta el informe psicológico y el informe social por los cuales se establece que la menor se encuentra en RIESGO ALTO. Asimismo el estado emocional en que ella se encuentra y que evidencia grave afectación, con riesgo para su propia vida.

Se consideró que es deber del Estado erradicar los actos de violencia realizados en agravio de la mujer y de los miembros del grupo familiar, y que no es necesario que se profundice el esclarecimiento de los hechos pues esto toma tiempo lo que puede afectar la salud emocional y la vida de la víctima.

En este caso se ha determinado "la existencia de indicios suficientes de violencia" y además se tiene en cuenta que la víctima depende económicamente del agresor, el cual tiene autoridad y control sobre ella.

Dadas esas condiciones es que la jueza atiende el requerimiento del CEM San José y suspende la patria potestad de Carrera sobre la menor denunciante.

La disposición de retirar a la menor del hogar paterno se sustenta en que la madre no está en condiciones de salvaguardar la integridad de la niña y porque -entre otros- tiene contacto continuo con Carrera, del que no está dispuesta a desvincularse. Se debe considerar que la pareja tiene además de la niña de 14 años, otros dos niños menores de edad.

Freddy Carrera Mostacero

Se deberá investigar y sancionar el hecho de que a pesar que la jueza dictó además medidas de protección, estas no se cumplieron. La jueza dispuso el retiro del denunciado del domicilio, se le prohibió regresar al mismo, y la policía tenía potestad para ingresar a la vivienda para hacer cumplir la orden; además se dispuso patrullaje policial constante en la casa que acogería a la menor.

La madrugada de la detención se reveló que Carrera fue detenido en la vivienda donde tenía prohibido permanecer.

Otras medidas que dictó la jueza para protección de la niña son que Carrera no debía acercarse a cualquier lugar que ella se encontrará, y mantener distancia mínima de 300 m; además debía abstenerse de dirigirse a ella con insultos, de agredirla o tomar represalia; y estaba prohibido de comunicarse la menor, bajo cualquier medio, incluido las redes sociales. Si Carrera incumplía cualquiera de estas disposiciones podía ser denunciado por el delito de desobediencia a la autoridad.

La jueza además ha considerado que la niña debe recibir tratamiento psicológico en el Centro de Salud de San José; y que este mismo establecimiento de tratamiento reeducativo al denunciado.

Además de suspender la patria potestad de Carrera sobre la niña, se dispuso la realización de visitas sociales inopinadas para verificar el estado de la menor. Hasta el director del plantel adonde acude la niña, fue informado de que la niña no debía ser entregada a sus padres, y en los primeros días el auxiliar del plantel acompañó a la menor a la casa donde era acogida por su seguridad.

Asimismo se ofició a la comisaría de San José sobre estas medidas para que las haga cumplir e informe a la jueza.

En el proceso de investigación que se realiza paralelamente ya se ha cumplido con que la menor sea examinada por médico legista y pase entrevista única en cámara Gesell.

La pregunta de la familia preocupada por la niña es qué están haciendo las autoridades para que la niña sea protegida efectivamente y su presunto violador sea juzgado como corresponde.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario