La Cuestión de Confianza



Los congresistas llevaron al ejecutivo a la posición límite de plantear una nueva cuestión de confianza. La obstrucción a las reformas políticas y el blindaje a sus cercanos, se han mostrado desde que se inició este gobierno 2016-2021 con Pedro Pablo Kuczynski. Es la segunda vez que el presidente Vizcarra utiliza el recurso constitucional.

La cuestión de confianza se plantea luego de dos hechos recientes que han protagonizado los congresistas fujimoristas, el archivamiento del proyecto sobre inmunidad parlamentaria en la comisión de Constitución que maneja Rosa Bartra; y el blindaje del fiscal supremo y ex fiscal de la nación, Pedro Chávarry Vallejos en la Comisión Permanente, que preside Daniel Salaverry.

En las primeras declaraciones de los congresistas de la mayoría fujiaprista adelantaron que "analizarán" la cuestión de confianza, pero difícilmente se espera que cambien la posición de espaldas a la ciudadanía con la que han llegado a sus curules. Su posición es clara. Lo que se ha dicho el martes 28, en la Comisión Permanente, para justificar el blindaje a Chávarry, ha sido vergonzoso, porque han pretendido burlarse de los ciudadanos con argumentos insostenibles. Lo que se ha visto a lo largo del "debate" en dicha comisión ha confirmado la protección que ejercen los fujimoristas y apristas, a favor de Chávarry, al que mantienen como fiscal supremo con todas las prerrogativas que implica.

El caso de Los Cuellos Blanco del Puerto se reveló en julio del año pasado; y desde entonces ha sido notoria la mutua dependencia entre el poder político que se ostenta dentro del congreso y los implicados en la organización criminal que traficaba con sentencias, entre los que se cuentan fiscales, jueces, empresarios, miembros del Consejo Nacional de la Magistratura, y otros funcionarios del estado. Las fiscales del caso Los Cuellos Blanco del Puerto han exhibido los hallazgos que implican a Chávarry, pese a lo cual la mayoría que domina el congreso lo sigue protegiendo.

El presidente Martín Vizcarra, con el respaldo de los ministros, y sobre todo de los presidentes regionales, ha manifestado "en esta lucha iremos hasta las últimas consecuencias () " y a continuación anunció que su gobierno "ha decidido presentar una cuestión de confianza al Congreso" en aspectos que estos congresistas no están dispuestos a ceder porque implica perder privilegios. Son cinco proyectos de ley que tienen que ver con el fortalecimiento institucional y la lucha contra la corrupción.

Conociendo el oportunismo con que se mueven los congresistas, no sería extraño que eventualmente retrocedan, para evitar ser destituidos. Por eso, congresistas de la minoría ya adelantaron que no votarán a favor de la cuestión de confianza para provocar que el congreso sea cerrado.

El compromiso del presidente Vizcarra “no permitiremos que la lucha contra la corrupción sea vapuleada por unos pocos que lo único que buscan es proteger sus intereses" tiene que tener el respaldo ciudadano. Como lo ha dicho, no se puede permitir la impunidad y se debe avanzar "juntos () en la reforma que el país necesita”.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario