Tareas Ciudadanas



El sismo de magnitud 8 que se ha registrado con epicentro en la localidad de Lagunas, en la región Loreto, ha hecho temblar, prácticamente, a todo el país, por unos 120 segundos que parecieron interminables.

Muchas personas en las localidades de las provincias de Chepén y Pacasmayo salieron a las calles durante el sismo, asustadas, y en prevención por lo que podría ocurrir. Fue notorio en este evento la falta de preparación, como por ejemplo la ausencia de las mochilas de emergencia, pese a las reiteradas campañas que se realizan.

Son varias las tareas que corresponde asumir a los ciudadanos y a los gobernantes respecto de prevención de desastres. El viernes 31 de mayo, fecha en que se realizará el simulacro a nivel nacional, será la oportunidad de asumir con compromiso y responsabilidad la función que a cada uno corresponde para superar las carencias detectadas.

En los hogares es momento de armar una mochila de emergencias y en ella se deben incluir todo lo que recomiendan las autoridades, y tenerla a la mano, generalmente cerca de la puerta de salida, para tomarla cuando sea necesario.

Es indispensable conversar en familia y adoptar sus propios protocolos de seguridad y de comunicación. Qué harán si se encuentran separados en diversos lugares, cuál sería el punto de encuentro. Cómo comunicarse, es muy importante también. Aunque en esta ocasión los teléfonos y las redes siguieron funcionando, no se puede descartar que podamos tener dificultades, y por ello la recomendación es usar los mensajes de texto en caso de emergencia.

Otro aspecto que los ciudadanos, las propias autoridades y los medios tienen que tomar con suma responsabilidad es la información que difunden. Se tiene que tener conciencia de que no todo lo que se publica en internet es verdad, que circula mucho contenido falso, y dispuesto solo para desinformar y alentar el caos. Ayer domingo, y seguramente esto continuará, se difundieron fotografías que correspondían a otros países y a otras situaciones, como si fueran del sismo en Perú, estas circularon especialmente en Facebook y WhatsApp y hubo medios nacionales que las publicaron. Además se distribuyó un audio que supuestamente buscaba advertir del peligro por terremoto catastrófico, lo que es imposible de advertir científicamente. Este tipo de contenidos solo contribuyen a la desinformación y a crear pánico en las personas.

Para enfrentar este fenómeno, lo primero que se debe hacer es tratar de buscar fuentes confiables de información, no compartir, ni redistribuir lo primero que se reciba, sobre todo si antes no ha sido verificado.

De otro lado, la notoria falta de presencia de las plataformas de Defensa Civil, que lideran los alcaldes tiene que ser superada a partir de la exigencia ciudadana. Es hora de exigir que se den a conocer los planes de contingencia, las rutas de evacuación, los posibles lugares que servirían de refugio. No se puede seguir permitiendo la improvisación. Es tarea de los ciudadanos, hacerlo, y de ello puede depender la vida de y seguridad de las personas.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario