Congresistas Contra Reforma Política

Pese a lo que digan los congresistas, en su mayoría están en contra de una verdadera reforma electoral y política. Estos señores no están dispuestos a ceder los privilegios de los que gozan, como la inmunidad parlamentaria, y tampoco a ceder sus lugares a nuevas generaciones, en procesos realmente transparentes, que no dependan de influencias o exhibiciones de poder.

La comisión de alto nivel que presidió Fernando Tuesta ya cumplió con entregar la propuesta de reforma política del Ejecutivo y que consta de 12 proyectos de ley, de los cuales cuatro son de reforma constitucional y requieren aprobación en dos legislaturas. Tuesta ha sido claro en decir que la reforma debe aprobarse este año para que pueda entrar en vigencia en las próximas elecciones nacionales.

Pese a ello, los congresistas siguen encontrando excusas bajo el argumento de que están defendiendo la institucionalidad del Congreso. Cierto es que el Congreso es necesario y su existencia justificada para garantizar el equilibrio de poderes en una democracia, pero son ellos mismos quienes han socavado las bases ya endebles de nuestro Parlamento, haciendo de él una caricatura a la medida de sus intereses particulares y de grupo político.

La Comisión de Constitución, que tiene como presidenta a la congresista liberteña Rosa Bartra, ha archivado ayer el proyecto respecto a inmunidad parlamentaria.

El proyecto del Ejecutivo proponía que sea la Corte Suprema la que determine si se levanta el fuero para investigar a un congresista, y no el propio Congreso, como ocurre ahora.

Recuerde a los congresistas que rechazaron la propuesta y que se impusieron por mayoría, son Nelly Cuadros, Héctor Becerril, Mario Mantilla, Luis Galarreta, Roy Ventura, Luz Salgado,Tamar Arimborgo, Segundo Tapia, Milagros Takayama y Guillermo Martorell (Fuerza Popular), Mauricio Mulder (Apra), el recién llegado Luis Iberico (Alianza para el Progreso) y Víctor Andrés García Belaunde (Acción Popular).

En sentido opuesto, a favor de la modificación de la ley votaron congresistas de Peruanos por el Kambio, Nuevo Perú, Concertación Parlamentaria y Frente Amplio.

Uno de los más fervorosos críticos del proyecto del Ejecutivo fue Héctor Becerril (FP) investigado por la justicia en Chiclayo.

La forma de hacer política tiene que cambiar, no puede seguir siendo el encuentro de sujetos de dudosa calaña, adonde se llega por compadrazgos, por la "cuota" que se aporta, por los padrinos que se consiguen, o por la herencia del apellido. Los partidos políticos tienen que cambiar, no pueden seguir siendo clubes que aparecen y desaparecen, cada vez que hay elecciones y donde los cargos para ser elegidos prácticamente se subastan al mejor postor. Así también tiene que cambiar el Congreso, justamente para evitar que sea controlado y se convierta en instrumento para alcanzar los fines más ruines de advenedizos que solo han llegado a la política para sacar provecho personal. Los peruanos debemos exigir que las reformas políticas sean aprobadas.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario