Obligaciones de Municipalidades


Este lunes 22 se acaba de celebrar el Día Internacional de la Tierra que, en el Perú, ha coincidido con la convocatoria de la Contraloría para unir esfuerzos a fin de generar acciones y políticas para resolver graves problemas en la limpieza pública y la gestión de residuos sólidos y hospitalarios.

El informe de Contraloría tiene que ser asumido con responsabilidad por los municipios. Basta ya que estas fechas, como el Día Internacional de la Tierra, sean convertidas en simples saludos y fotos para el público. Las municipalidades del Valle Jequetepeque tienen que asumir la responsabilidad que les corresponde, aunque los problemas hayan sido heredados y aunque las gestiones municipales tengan poco más de tres meses en el cargo.

Todas las municipalidades del valle incurren en infracciones a la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos, la Ley General del Ambiente, y la Ley Orgánica de Municipalidades. El mal de muchos no puede seguir siendo consuelo de tontos, es hora de que a nivel de mancomunidad, como se intentó en alguna ocasión, o a nivel de las respectivas provincias, se inicien acciones para acabar con el crimen que es depositar y acumular las basuras en nuestras pampas, arenales, o franjas costeras. Eso es hacer daño al ambiente, y atentar contra la Madre Tierra, auer ayer saludaban.

Es hora de pasar de los discursos pomposos y de los ofrecimientos, a la acción. Todos los alcaldes en funciones, y se deduce que los regidores, conocían de los graves problemas en los respectivos sistemas de limpieza pública, y se espera que con alguna idea de solución viable arribaran al poder. El informe que ha emitido Contraloría y las comunicaciones que se han cursado a cada municipalidad son valiosos diagnósticos sobre los cuales se tiene que empezar a trabajar sin más demora.

Las fechas conmemorativas, como el Día Internacional de la Madre Tierra están destinadas a crear conciencia sobre graves problemas como el que acaba de confirmar con cifras y situaciones específicas la Contraloría. Si algún real compromiso se tiene con la Tierra, sus ecosistemas, y sus habitantes es hora de exigir la actuación de nuestros gobernantes municipales, y la intervención del Ministerio Público a través de la Fiscalía de Prevención del Delito para exigir que las infracciones sean sancionadas; si es que no son corregidas, en plazos perentorios. Las municipalidades no pueden seguir postergando la solución de problemas que afectan la salud de las personas y de nuestro planeta.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario