Pacasmayo y el Turismo



Pacasmayo y en general las localidades del valle Jequetepeque han sido privilegiadas por la naturaleza. Geográficamente se ubican en lo que desde hace muchos años se ha denominado la base de un triángulo que les permite mantenerse a solo unas horas de viaje por carretera de Chiclayo, Trujillo, Cajamarca. Además se cuenta con playas, con dunas, con pampas, con bosques, con cerros, ríos, todos recursos naturales obtenidos por la generosa disposición del universo.

Estos recursos que deberían convertirse en la base del desarrollo del sector turismo, son depredados, más que protegidos o aprovechados con intención de bienestar social. Son depredados, por ejemplo, por la ambición de quienes invaden pampas, con la anuencia del Estado que debería defenderlas. El problema es que el perjuicio que ocasionan estas personas puede llegar a ser de consecuencias nefastas. Y es lo que está ocurriendo ahora mismo con los certificados de posesión que ha emitido desde años atrás la Comunidad Campesina de San Pedro de Lloc, en terrenos que la Municipalidad Distrital de Pacasmayo reclama suyos y que tiene inscritos en Registros Públicos.

Lamentablemente la falta de acciones sostenidas ha permitido que esos certificados sigan circulando, sin que nadie defienda la intangibilidad de una zona turística con enorme potencial de crecimiento y que ahora despierta gran ambición entre naturales y foráneos.

Toda la zona de la franja costera de Pacasmayo, e incluso Jequetepeque, esperan por decenios que los gobiernos locales dispongan el ordenamiento y la proyección urbanística. La falta de acción, el abandono en que la Municipalidad Distrital de Pacasmayo mantiene toda esa zona ha facilitado que la gente tome los lotes que pretende, con certificados de la Comunidad, o sin ellos, permitiendo el caos.

Hoy que el Plan Copesco Nacional confirma el proyecto de inversión para remodelar el malecón y extenderlo hasta El Faro se cae en cuenta que toda la zona de influencia del proyecto está "ocupada". Si antes de conocerse el proyecto, algunos años atrás, ya se ambicionaban esas zonas, ahora será más difícil remover a los posesionarios. Y el caos y tráfico de terrenos incluso podría aumentar.

Recuérdese que existe una disposición judicial para investigar el presunto tráfico de terrenos en la zona del Techito (caso absolución de abogado Roger Burgos Delgado, denunciado por posesionarios). Con ese antecedente se exige que la Municipalidad Distrital de Pacasmayo encare este problema, y haga público cuáles serán sus acciones legales, y técnicas para defender la ejecución del proyecto que Copesco ofrece a Pacasmayo, y que bien podría irse a cualquier otra localidad, a una donde el orden, el respeto por la propiedad, y el sentido de pertenencia a una comunidad imperen.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario