Encontrar a Traficantes y Llevarlos Ante Justicia



El hallazgo de media tonelada de cocaína en Guadalupe ha sacudido a la población de la provincia de Pacasmayo, y también a la de Chepén, por el volumen del decomiso y porque ha confirmado las sospechas respecto a la presencia de redes de tráfico de drogas operando en esta zona del país.

Según la prensa nacional, dirigió la operación en Guadalupe una fiscalía especializada antidrogas de Lambayeque, que ha confirmado que la banda a la que siguen opera entre esa región y La Libertad. Según la versión policial, la operación de inteligencia se inició en setiembre 2018, y ello permitió el golpe en Guadalupe.

Los hechos hasta donde se sabe son que el sábado 5 y domingo 6 de enero, la policía logró decomisar, en tres intervenciones en realizadas en La Libertad (Guadalupe, El Golf en Trujillo y La Esperanza), 1,377 kilos de alcaloide de cocaína. En Lima el general Max Iglesias, jefe de la Dirección Antidrogras (Dirandro) de la PNP confirmó que la droga estaba empaquetada en bloques tipo ladrillos, y lleva las marcas BH y F12. Está valorizada en 96 millones de dólares e iba a ser embarcada por vía marítima a Europa.

El jefe policial ha enfatizado que se ha determinado que la droga está saliendo al extranjero por vía marítima, de lo cual se justifica el acopio alrededor de los puertos principales del país, en este caso en torno a Salaverry. Ello da pie para exigir mayor y verdadero control en carreteras.

Conviene estar atentos y exigir que la policía, que ejecuta las investigaciones, y las fiscalías, encargadas de dirigir ese trabajo, realicen el trabajo más diligente y profundo posible para establecer el mayor número de nexos. Si no se logra establecer responsabilidades a nivel local, difícilmente se podrá esperar o demandar que se llegue a los cabecillas.

Las autoridades tienen que establecer la participación y responsabilidad de los propietarios de los vehículos e inmuebles involucrados, las personas que participan en el transporte, acopio, así como quiénes son los que se benefician con el tráfico, en esta parte de la cadena de comercialización.

El general Iglesias ha señalado que es la primera vez que ven la marca BH, y por lo tanto se encuentran profundizando el trabajo con personal policial especializado, bajo dirección de fiscalía. Respecto de F12 es una marca que ya se ha encontrado en otras incautaciones.

La policía espera que los cuatro detenidos Víctor Gerhand Pinillos Baca (38) y Carlos Pastor Paredes (40), en Guadalupe; y Smail Sikalo y Javier Aníbal Roque Montesinos, en Trujillo, puedan aportar información que contribuya a sus pesquisas.

El reciente hallazgo en Guadalupe, que ha despertado indignación y esperanza en la población de Chepén y Pacasmayo, debe motivar a los nuevos miembros de los comités distritales y provinciales de Seguridad Ciudadana a exigir trabajo permanente de parte de los operadores de justicia contra el tráfico de drogas. Que estos comités se conviertan en los primeros vigilantes de la actuación policial-fiscal para que los traficantes de drogas no sigan ganando a costa de la vida, la salud y la seguridad de las personas.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario