Pacasmayo  |  

Fiscalía y Policía no Asistieron a Cita para Tratar Seguridad de Pacasmayo en Fin de Año

Ciudadanos protestaron por indiferencia de autoridades ante amenaza de caos el 31 de diciembre

Codisec

Esta tarde, a las 5 p.m. debió reunirse el Comité Distrital de Seguridad Ciudadana (CODISEC) de Pacasmayo. Vecinos de este distrito estuvieron presentes en la última reunión de consulta ciudadana del 2018, correspondiente al cuarto trimestre. Especial interés hubo en los ciudadanos por la amenaza de excesos en las calles con motivo del fin de año, que degeneran en violencia y perjuicios contra la misma población y la ciudad.

El CODISEC no pudo instalar sesión porque no asistieron ni el representante de la Policía Nacional del Perú, el Ministerio Público, Ministerio de Salud, ni Ugel-P. El desconcierto y malestar ciudadano fue fundado. En la mesa solo estuvo presente el gobernador provincial Carlos Vigo Castañeda y el alcalde Aldo Navarro Sarmiento.

Esta criticable situación de ausencia de la mayoría las autoridades no fue desaprovechada por los ciudadanos. Se inició un diálogo en el que se centró como tema el descontrol en la ciudad por la venta de alcohol en zonas públicas como el Malecón Grau y el centro de la ciudad.

El alcalde Navarro dijo que no se iba a desentender del problema porque sus funciones no terminaban sino el 31 de diciembre a la media noche.

Por esa razón se contó con la presencia del proclamado alcalde César Milla Manay. Él tiene a partir del primer minuto del 2019 la responsabilidad de asumir como autoridad lo que ocurra en las calles de Pacasmayo. Los ciudadanos por esa razón se dirigieron a Milla Manay para que participe activamente en enfrentar el problema.

El gobernador Vigo Castañeda lamentó que el ordenamiento legal de la MDP no esté actualizado y por ello no se pueda intervenir con efectividad ante el caos que se ve venir a fin de año. Cuestionó el compromiso de algunos funcionarios municipales que no participan en los operativos porque estos se realizan fuera de sus horas de labores.

Lamentó también la ausencia de la fiscalía y la policía en la frustrada cita del CODISEC. Dijo que no es posible que a Pacasmayo lleguen de pronto foráneos y extranjeros, hagan lo que se les da la gana y se pierda el principio de autoridad.

Los vecinos cuestionaron que la Municipalidad no actúe drásticamente aplicando sanciones y cerrando los locales que se sabe venden cerveza a pesar de no tener autorización para ello. El alcalde Navarro dijo que sí han iniciado los procesos administrativos sancionadores, aunque admitió que casi nunca llegan a tener resultados positivos porque se terminan enfrentando incluso al mismo ministerio público que suspende sus medidas restrictivas porque los propietarios de los negocios plantean demandas en fiscalía para que los dejen trabajar. En tanto se resuelven esas denuncias, la MDP no puede cerrarlos, explicó.

A pesar de ello, dijo, a MDP ya cuenta con ejecutor coactivo y auxiliar para aplicar las sanciones.

El representante de los ronderos de Guadalupe, Santos Cueva Rodas, presente en la sala dijo llegar por invitación de Milla Manay. Declaró que estaban dispuestos a apoyar en el orden en Pacasmayo, aunque dijo solo podían hacerlo el 1 de enero de 10 de la mañana a 6 de la tarde. De momento no se tomó en cuenta su propuesta.

Los ciudadanos pidieron se interpongan las acciones inmediatas que detengan el caos que generan los locales que venden licor. En el malecón se cometen delitos y son la policía y el Ministerio Público los que deben actuar, dijeron. Se sugirió que se oficie al Ministerio Público para que con su presencia se constate la venta de licor en lugares no autorizados y con ello se proceda a cerrarlos al hallárseles en flagrancia.

En el cruce de ideas de qué hacer contra esta situación que parece inmanejable, el proclamado alcalde Milla Manay dijo que si esos negocios actuaban fuera de la legalidad, él era de la opinión de que también la autoridad actúe de manera ilegal, bloqueando las ventas con personal asignado a los establecimientos.

Finalmente los ciudadanos sugirieron que el alcalde oficie al Ministerio Público y a la Policía Nacional para que se comprometa a realizar operativos los días de fiestas a fin de actuar sobre la presunta flagrancia de los conductores de negocios. A iniciativa del alcalde Navarro se acordó reunirse la mañana del 27 a las 8.30 para acudir al Ministerio Público y plantear el pedido formalmente.

Navarro dijo que con la compañía de los ciudadanos, representantes de instituciones, y medios de comunicación podía hacer el pedido al Ministerio Público. Añadió que no podía garantizar que el Ministerio Público responda a las expectativas ciudadanas.

Las quejas continuaron por la presencia de perros en la playa, calles y plaza que son una amenaza especialmente para los niños. También la inusitada proliferación de bares y establecimientos con excesivo volumen de música, de día y de noche hasta altas horas. Apenas unas pinceladas de lo que le toca resolver a las nuevas autoridades municipales.

Sobre el autor

Elías Y. Asmat Goicochea

Creo que las personas sí podemos ser mejores. Más acciones, menos palabras; involucrarse, participar, comprometerse, todo eso tiene que ver con ser ciudadano y con ser periodista.

Escríbeme a easmat@undiario.pe.