Buscar Solución


Un tema al que deben prestar mucha atención las próximas autoridades municipales es el de la eliminación de basurales con la finalidad de frenar la contaminación ambiental.


En casi todo el valle Jequetepeque se han acumulado basurales en pleno centro de nuestros distritos, en terrenos y locales abandonados convertidos en letrinas; pero sobre todo en los alrededores, así como a lo largo de las carreteras y los caminos carrozables. La basura a lo largo de nuestras carreteras se han convertido en un escenario deplorable a la vista de los viajeros y contaminante para todos.

Vale la pena detenerse en el caso de los sitios solares o las casas abandonadas que irresponsables vecinos han convertido en muladares que infestan cuadras enteras. Este es un problema muy serio que no ha merecido atención de las autoridades municipales y sanitarias anteriores ni de las actuales. Habrá que exigir a las que en pocos días las reemplazarán den la debida prioridad que los casos merecen.

No se trata solo de exigir que un solar sea cercado. Sino que se tiene que sancionar efectivamente a los que arrojan basura en esos lugares.

Tampoco se puede dejar de mencionar el caso de los botaderos informales promovidos por las propias autoridades municipales y los mal llamados "rellenos sanitarios" que de tales solo tienen el nombre porque solo son monumentales cerros de basura de toda clase en los cuales hurga gente sin trabajo que busca ganarse la vida como recicladores.

Nadie se preocupa por estas personas, ni por orientar y formalizar su actividad de modo que conozcan los riesgos a los que se exponen por hundirse en los cerros de basura, sin las mínimas medidas de protección de su salud.

Indudablemente, se requerirá de todo un programa de trabajo que demandará de considerable presupuesto. Pero, algo se puede hacer para comenzar. Por ejemplo, uniendo esfuerzos para lo cual será necesario coordinar con otros sectores y dependencias que dispongan de la maquinaria adecuada para erradicar las letrinas del centro de las ciudades y las que se han formado al filo de los caminos.

Luego tendrá que verse el tema del procesamiento de las basuras que es mucho más complicado y requiere de fuertes sumas de inversión. Hay que reconocer que se han hecho esfuerzos para encontrar soluciones a través de la mancomunidad municipal pero no se han logrado acciones concretas. Hay que tener en cuenta lo grave de esta situación, en ciudades que ya no tienen donde arrojar sus basuras y deben recurrir a ciudades cercanas ampliando el ámbito de contaminación.

Además, tiene que reforzarse la flota de vehículos recolectores. En Trujillo, Chiclayo, Lima y otras ciudades los montones de basura crecen de manera descomunal y ya se han dictado medidas para amenguar esta crisis.

Algo se tiene que pensar hacer en el ámbito de los territorios de Pacasmayo y Chepén si no queremos que el problema nos sobrepase en poco tiempo.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario